Archivo de Público
Sábado, 5 de Julio de 2008

El hombre que nos equipara con Angola

Aíto García-Reneses se toma con humor la preparación de la selección

ALBERTO CABELLO ·05/07/2008 - 22:45h

Aíto García Reneses siempre ha sido un entrenador que prefiere el diésel a la gasolina. Lo cierto es que sus equipos siempre arrancan sin la explosividad de la que gozan otros, pero finalmente logran alcanzar la velocidad de crucero óptima para estar entre los favoritos a los títulos.
Las mejores digestiones son las lentas.

Y con la selección no iba a ser diferente, Aíto pisa el freno cuando llega la curva cerrada de la euforia, "sí, claro, aspiramos al oro, pero igual que Angola, lo que ocurre es que luego hay mayores o menores porcentajes", apostilla el técnico. Sin embargo, ni el propio García-Reneses es capaz de contener el dique cargado de buenas sensaciones que transmite el equipo.

El propio técnico reconoce que es uno de los mejores colectivos que ha dirigido en toda su carrera deportiva. Con apenas una semana de entrenamiento, los jugadores mastican los conceptos tácticos que se aplicarán en los Juegos de Pekín: "van a hacer lo que están más capacitados para hacer", visualiza el seleccionador. De sus palabras sí se desprende una primera conclusión que puede alterar los hábitos: Rudy Fernández y Marc Gasol van a tener más protagonismo en el equipo del que se pensaba.

Al margen de la selección, el técnico madrileño abordaba ayer con naturalidad las preguntas sobre su posible fichaje por Unicaja al término de los Juegos Olímpicos, "lo importante es ahora, pero mi contrato con la Federación estipula que después de cada competición tengo una opción de salir de la selección".

Aíto contesta con un no pero sí a los rumores sobre su marcha en septiembre. Su rostro refleja la satisfacción y el orgullo de dirigir a un grupo con tanto potencial. Le ha tardado tanto en llegar un cargo tan apetecible y para el que tenía currículum de sobra, que cuesta pensar en un hola y adiós.