Archivo de Público
Sábado, 5 de Julio de 2008

La desaceleración de la economía impulsa las marcas baratas

Los consumidores se aprietan el cinturón y recurren a las enseñas genéricas

ANTONIO M. VÉLEZ ·05/07/2008 - 20:31h

La crisis se nota en el bolsillo de los españoles. Las cadenas de distribución no aportan datos sobre las ventas en el primer semestre, en el que el frenazo económico se ha hecho evidente. Dicen que la evolución del mercado es "normal" y que no hay cambios en los patrones de consumo.
Algunos datos sugieren lo contrario. En alimentación, destaca el crecimiento de las llamadas marcas blancas, más baratas que las tradicionales. Según datos de la consultora IRI facilitados por el portal Alimarket, la demanda de este tipo de productos creció en los cinco primeros meses del año un 18,8%, hasta representar el 34,3% del total.

Las ventas de productos de marca convencional aumentaron un 6,1%.
En mayo, las enseñas baratas vendieron un 17,9% más. El resto de marcas creció sólo un 3%. Por productos (en este caso, sin distinguir entre tipos de marca), únicamente los de droguería retrocedieron, tanto en el acumulado del año (0,8%) como en mayo (1,8%).

En productos no alimenticios, el castigo está apretando a las ventas de electrodomésticos. La demanda (en unidades) cayó un 11,4% hasta mayo, según la patronal del sector, Anfel. Los mayores retrocesos (19%) se dieron en cocinas y en frigoríficos de dos puertas, los más caros. Las ventas de este tipo de productos ya dieron síntomas de debilidad en 2007, cuando cayeron un 3% en unidades, el primer retroceso desde que comenzó la estadística en 2003. La causa, el pinchazo inmobiliario.

En otros productos, los fabricantes de aire acondicionado reconocen un mal semestre, aunque sólo dan datos al cierre del año. "También ha influido que no ha hecho calor", dice una portavoz. Afec admite una caída del 1% (en unidades) en 2007, que otras fuentes consideran mayor.