Archivo de Público
Sábado, 5 de Julio de 2008

Arenas llama a la unidad interna del PP catalán y pide "respeto a todos"

EFE ·05/07/2008 - 10:02h

EFE - Las dos candidatas a la presidencia del PPC, Alicia Sánchez Camacho (d) y Montserrat Nebrea, se saludan a su llegada al hotel donde hoy se celebró el XII Congreso de los populares catalanes.

El vicesecretario territorial del PP, Javier Arenas, ha llamado hoy a la unidad interna en el PP catalán y ha pedido que el congreso del PPC, que ha arrancado hoy en Barcelona, sea "de tolerancia y de respeto a todos".

En su intervención en el congreso, Arenas ha sido silbado por una parte de los compromisarios del PPC, aunque menos que la vicesecretaria de organización del PP, Ana Mato, que ha recibido un sonoro silbido por el papel de la dirección nacional en la crisis del PPC.

"Que se expresen las discrepancias, pero desde el respeto a todos. Lo que os deseo es que mañana, una vez que democráticamente hayáis elegido a vuestra presidenta, os agarréis mucho más al 90% que nos une que al 10% que nos separa", ha dicho Arenas.

"Los debates internos son absolutamente legítimos pero no podemos estar permanentemente en debates internos", ha opinado Arenas, que ha pedido al PPC que se centre ahora en ser alternativa real de gobierno en Cataluña

"Nunca he utilizado un micrófono para hablar mal de un compañero de partido ni lo haré jamás", ha afirmado Arenas, que ha llegado a decir que los dos militantes del PPC asesinados por ETA querrían que los populares catalanes trabajaran "unidos".

Antes de estas afirmaciones, Arenas ha sido silbado por un grupo de compromisarios, que le han llegado a pedir su "dimisión", aunque el descontento ha distado mucho del expresado anteriormente hacia Ana Mato.

Los silbidos y comentarios críticos han generado corrillos de militantes al fondo de la sala en la que se celebra el congreso, en los que unos pedían respeto por los oradores mientras los que protestaban exigían el mismo respeto por una dirección nacional que entienden que ha impuesto a Alícia Sánchez-Camacho como candidata a presidir el PPC.

"Es una vergüenza y a mi no me haces callar", se ha podido escuchar en conversaciones entre militantes de base.

Por otra parte, Arenas ha insistido en que el PPC debe ser opción de "cambio político" en Cataluña y en Andalucía, y ha opinado que "si en otros tiempos era una barbaridad perseguir el catalán, es una barbaridad perseguir el castellano".