Archivo de Público
Sábado, 5 de Julio de 2008

David Meca se saca "la espinita clavada" con un doble récord

EFE ·05/07/2008 - 08:56h

EFE - El triple campeón del mundo de natación, el nadador catalán David Meca, llega a Ceuta tras culminar el cruce tres veces sin descanso del Estrecho de Gibraltar aunque no ha podido tocar tierra en el último tramo como consecuencia de una densa niebla.

El nadador catalán David Meca, tres veces campeón del mundo de natación, tenía una "espinita clavada" en el Estrecho de Gibraltar desde que a principios de año las adversas condiciones meteorológicas le impidieran culminar uno de sus habituales retos: el triple cruce a nado sin descanso.

Hoy, exactamente seis meses después, David Meca ha podido sacarse la espina que tenía desde el 5 de enero cuando la Asociación de Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar (ACNEG) únicamente había podido certificar el doble cruce, al invalidar el tercero por el mal tiempo.

En los prolegómenos de la presentación de este nuevo intento en Madrid, el propio David Meca había reconocido que volvía al Estrecho para sacar una deuda que tenía pendiente y que no quería que, de alguna forma, le hiciera "una sombra" en su palmarés de hazañas.

Dicho y hecho. En la jornada de ayer el nadador catalán no sólo cumplió con el triple cruce sino que, además, consiguió batir dos récord del mundo al lograr el mejor registro ida y vuelta con 7 horas y 18 minutos así como ser el único nadador en cubrir tres veces la distancia que separa las costas peninsulares de Ceuta o Marruecos.

Esta mañana, durante su comparecencia ante los medios de comunicación para explicar sus sensaciones de la hazaña, David Meca no podía disimular su satisfacción. Eso sí, antes de empezar dio lectura a una comunicación de la ACNEG -como organizadora del cruce- donde se certificaba el triple cruce como válido.

El nadador, cansado pero satisfecho, no podía más que tener palabras de agradecimiento para las personas que le han acompañado en este nuevo reto, cuya dureza le hizo plantearse durante el recorrido la posibilidad de emprender nuevas aventuras de este tipo, como ha reconocido.

David Meca ha cumplido con un nuevo reto y ahora espera, en cierta medida, acallar esas críticas que surgieron sobre la autenticidad de sus hazañas cuando el pasado 5 de enero se tuvo que subir a un barco en el Estrecho porque el mar le podía.

No obstante, el nadador ha destacado que sólo ha sido criticado por un sector y que los medios de comunicación especializados en labores deportivas saben reconocer sus hazañas y darle la publicidad que se merece.