Archivo de Público
Sábado, 5 de Julio de 2008

El finlandés Heikki Kovalainen logra la primera pole de su carrera

Fernando Alonso, que lideró los últimos entrenamientos libres, estuvo apenas 30 segundos en el primer puesto

RUBÉN GARCÍA / AGENCIAS ·05/07/2008 - 12:42h

Kovalainen celebra la 'pole' en Silverstone. EFE

El finlandés Heikki Kovalainen (McLaren Mercedes) consiguió ayer, en el circuito de Silverstone, la primera pole de su carrera deportiva en la Fórmula 1, tras la ronda de clasificación del Gran Premio de Gran Bretaña, novena prueba del Mundial. El español Fernando Alonso (Renault) saldrá desde el sexto lugar de la parrilla.

Kovalainen voló. Aventajó en casi medio segundo de ventaja al segundo, un sorprendente Max Webber (Red Bull), que consiguió el segundo mejor crono de la tarde. Superó a Kimi Raikkonen (Ferrari) y al piloto británico Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), tercero y cuarto. El finlandés ratificó las buenas sensaciones transmitidas en los entrenamientos del viernes y en el previo de la calificación. Su constancia tuvo recompensa.

La de ayer era una tarde de gestas. Si Kovalainen se regalaba su primera pole, Webber no iba a ser menos: logró situarse en la línea delantera por primera vez en su carrera. Hamilton, el héroe local, no pudo brillar en casa y fue su compañero de equipo el que le arruinó una tarde que se presumía plácida para el piloto inglés. No lo fue.

Silverstone, expectante, esperaba el brillo de su ídolo, pero Hamilton a punto estuvo de protagonizar un nuevo fiasco que añadir a su historial. En la vuelta definitiva, el inglés estuvo a punto de estrellarse, pero logró salvar el volante de su monoplaza. Su actuación fue deslucida, como el tiempo, y el piloto falló en un día en que la prensa británica le recordó la importancia de correr en casa.

Buena actuación de Renault

Fernando Alonso protagonizó una buena calificación. Saldrá sexto, por delante de su compañero de equipo Nelsinho Piquet. El asturiano se fijaba como objetivo máximo acabar entre los cinco primeros, pero no contaba con la extraordinaria y sorprendente incursión de un Max Webber que le relegó al sexto lugar de la parrilla.

El viento, mal acompañante, debilitaba los planes de cada una de las escuderías. Cumplió Renault, pero el paso de las semanas no hace sino confirmar que los R28 se encuentran lejos de los coches de los equipos punteros. Con Nick Heidfeld (BMW Sauber) por delante, Alonso deberá hacer frente al marcaje del alemán y preparar un plan que le permita progresar en la carrera.

Alonso, al término de la calificación, se mostraba satisfecho. "La verdad es que ha sido una sesión difícil. Sabíamos que estar entre los cinco primeros iba a ser complicado. Al final, hemos sido sextos y casi lo hemos conseguido". El asturiano reconoció su obsesión por puntuar, "Ha sido un carrera difícil, aunque necesitamos mantenernos en la zona de puntos". Silverstone, como Wimbledon, dictará sentencia hoy. Los españoles dirigimos hoy la mirada a las islas.