Archivo de Público
Sábado, 5 de Julio de 2008

El PSOE suprimirá los funerales de Estado y los símbolos religiosos en los actos públicos

EFE ·05/07/2008 - 07:44h

EFE - El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en el 37 Congreso Federal del PSOE que se celebra hasta el domingo en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

El 37 Congreso del PSOE respaldará hoy "la desaparición progresiva de liturgias y símbolos religiosos en los espacios públicos y en los actos oficiales de Estado" para avanzar en la laicidad, y alude, en concreto, a la supresión de los funerales de Estado.

Esa posición se refleja en una enmienda que aprobará el plenario socialista y en la que precisan que el PSOE está "firmemente comprometido" con la laicidad que la Constitución otorga al Estado español y que esa posición "no es una propuesta para la confrontación, sino para garantizar las libertades y para construir la convivencia de una ciudadanía plural en valores y creencias".

Los socialistas consideran que la consolidación de la laicidad del Estado sólo será posible con el paso de las generaciones y con los cambios culturales concomitantes, y que, para ello, aún hay retos pendientes.

Entre ellos, cita "la desaparición de la confesionalidad que pervive en espacios y prácticas de las instituciones públicas, como es el caso de los funerales de Estado o de símbolos religiosos en los espacios públicos".

Tras hacer un repaso a "avances" en este campo durante la anterior legislatura (entre los que cita la introducción de la asignatura de Educación para la Ciudadanía", el reconocimiento del matrimonio homosexual o la eliminación de la partida presupuestaria directa para la financiación de la Iglesia católica), el texto hace hincapié en que "las religiones tienen un lugar en la deliberación democrática".

"Pero no tienen derecho a hacer leyes, y su deber, una vez aprobadas, es cumplirlas", añade la declaración del PSOE antes de insistir en el apoyo a la reforma de la ley orgánica de Libertad Religiosa.

El PSOE explica que la consolidación de la democracia "posibilita y demanda nuevos pasos en la regulación del derecho de libertad religiosa y de todo lo que la acompaña".

"Es necesaria una nueva ley que contemple en toda su amplitud esa realidad plural para regular sin discriminaciones los derechos de la ciudadanía en el ejercicio de sus libertades de conciencia, de asociación y de expresión en lo que afecta a la pertenencia a comunidades religiosas", subraya el texto.

Destaca, igualmente, que "es indispensable una legislación que establezca nuevos criterios para la colaboración de las confesiones religiosas con las administraciones públicas, procurando un trato igualitario para todas y sin privilegios confesionales".

Esa reforma, según los socialistas, "debe abordar también la desaparición progresiva de símbolos y liturgias religiosas en los espacios públicos y en los actos oficiales de Estado", ya que "el mandato de la ley de Libertad Religiosa así lo exige".

Para los socialistas, la reforma de esa ley "es un instrumento necesario de una política religiosa que es una palanca clave para afrontar el hecho de la inmigración y las transformaciones que implica en la configuración futura de la sociedad española".

"Es esencial para la seguridad, para la integración social y para construir una nueva idea de ciudadanía más universal e incluyente", agrega el documento, en el que los socialistas reconocen la "singularidad histórica, cultural y sociológica" de la Iglesia católica en España.