Archivo de Público
Viernes, 4 de Julio de 2008

La Justicia insta a la Generalitat a dar más español en las aulas

Un auto del TSJC exige impartir la tercera hora en primaria pero no tumba el decreto catalán que da libertad a los centros. El tripartito activará medidas para seguir sin cambiar su modelo.

FERRAN CASAS ·04/07/2008 - 22:26h

Verano caliente en Catalunya. Y no sólo por el clima, también por la lengua. Al manifiesto en “defensa del castellano” de los intelectuales españolistas se le añadió ayer un auto que, pese a admitir interpretaciones diversas, insta al ejecutivo de José Montilla a cumplir con el real decreto del ministerio de Educación y pasar de dos a tres horas de castellano en primaria. Pero el Govern no prevé, en ningún caso, dar satisfacción a la Justicia. O lo que es lo mismo, poner en riesgo su estabilidad y un modelo educativo “de éxito”.

Pese a la decisión de la sala del contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que llegó después de un recurso de la plataforma Convivencia Cívica Catalana (CCC, vinculada al eurodiputado del PP Alejo Vidal Quadras y a activistas próximos a Ciudadanos), la Generalitat no ampliará el próximo curso las horas de castellano tal y como se le reclama. Seguirá tirando de subterfugios legales para, siguiendo lo pactado en su día por Montilla y ERC, dilatar los plazos y, antes de no tener otro remedio que aplicar la tercera hora –puede apurar hasta 2009–, aprobar la ley catalana de educación que blindará el actual modelo.

El Govern emitió un comunicado que causó cierta sorpresa porque afirmaba que el auto le daba la razón. El recurso de CCC pedía la tercera hora pero también suspender un decreto de la Generalitat que da libertad a los centros para elaborar sus planes lingüísticos evitando así aplicar el decreto estatal, que Montilla tiene recurrido en el TC al considerar que invade sus competencias exclusivas en educación.

El TSJC exige la tercera hora para el curso que empieza en septiembre, pero evita a su vez tumbar el decreto de la Generalitat, lo que, según fuentes del Ejecutivo catalán, da cobertura legal a no la decisión de no impartir la tercera hora.

Blindar el modelo

En CiU no lo veían así y consideraban que lo que hace la sentencia avalando el decreto del Govern es dejar a las escuelas en un limbo jurídico que no les da otra salida que aplicar la tercera hora. Y todo por no hacer una ley ad hoc blindando el modelo vigente. Montilla se comprometió a promoverla si la nueva ley catalana de educación no llega a tiempo.

En todo caso, y por si hubiera duda, el departamento de Educación, en manos del socialista Ernest Maragall, prevé emitir en los próximos días una orden  para esquivar el auto. El ministerio obliga a impartir 665 horas de castellano entre los tres ciclos educativos. La Generalitat ordenará concentrar las que excedan de la segunda hora por semana en los cursos de segundo y tercer ciclo. En su comunicado valorando el auto, que no entra en el fondo del asunto y que Maragall no pretende recurrir pese a que el PSC lo valora, la conselleria afirmó que el pronunciamiento del TSJC es “explícitamente favorable a la posición mantenida por esta administración”.

Tercera bola de partido

La no aplicación de la tercera hora es una de las llamadas “líneas rojas” que la nueva dirección de Esquerra se ha autoimpuesto para seguir en el gobierno de Montilla. En los últimos meses, hasta en dos ocasiones los dirigentes independentistas han pactado con el PSC, en medio de gran tensión, dejar en el cajón la tercera hora. Ayer fue la tercera.

 

Los niños tienen un buen dominio del castellano

1¿Qué hará la generalitat tras el fallo judicial? La Generalitat buscará todos los subterfugios legales para no aplicar la tercera hora de castellano en primaria. Dio a los centros tiempo hasta finales del curso 2008-2009 para presentar sus propuestas de programa lingüístico y aplicar después la tercera hora. Pero para entonces la nueva ley catalana de educación que permitirá  orillar la tercera hora ya deberá estar en marcha.  Recurrir el auto del TSJC es una opción que no servirá para ganar  tiempo puesto que “en dos o  tres días” se  resolvería.

2¿Quién ha ganado? Tanto el PP como Ciudadanos y los colectivos españolistas que están contra la inmersión estaban satisfechos, pero la Generalitat no parecía excesivamente preocupada porque la confusión jurídica le permitirá capear el temporal.

3¿Tienen los alumnos catalanes un dominio correcto del castellano? Según todos los informes, los alumnos catalanes son más competentes en castellano que en catalán, una realidad en la que se apoya la Generalitat para priorizar esta última como lengua vehicular en la educación, singularmente en primaria. El informe europeo Pisa constata, incluso, que el nivel de castellano de los alumnos catalanes es más alto que el de otras comunidades autónomas monolingües. El Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo se ha pronunciado en el mismo sentido y los expertos consideran que la inmersión ayuda a evitar el fracaso escolar.