Archivo de Público
Viernes, 4 de Julio de 2008

Una obra de Paul Claudel, "Partage de midi", abre el 62 Festival de Aviñón

EFE ·04/07/2008 - 18:56h

EFE - Los directores del Festival de Teatro de Aviñón, Hortense Archambault y Vincent Baudriller, durante la presentación del certamen el pasado marzo en esa ciudad francesa.

El Festival de Aviñón abre hoy su 62ª edición con "Partage de midi", una obra del Paul Claudel dirigida por sus propios actores.

A la cabeza de este grupo está Valérie Dréville, quien comparte la responsabilidad y el gozo de ser uno de los dos 'artistas asociados' del certamen, dirigido desde hace cinco años por Hortense Archambault y Vincent Baudriller.

Hasta el 26 de julio, la ciudad papal francesa se prepara para recibir a más de 130.000 amantes del teatro, la música y la danza, a los que propone un sinfín de actividades, entre ellas cerca de 40 espectáculos creados en su mayor parte por artistas europeos; salvo excepciones como la de los argentinos Ricardo Bartís y Lola Arias.

La vida y la muerte, el miedo y la melancolía, el amor, la creencia y la transmisión, son algunos de los hilos conductores del festival de este año.

Sus responsables no ocultan que con esta programación muy europea aspiran a recordar que tanto "en Francia como en Europa" la creación artística es "un bien público inalienable", que no se debe dejar sólo en manos de las leyes del mercado.

La noche inaugural se celebrará en la Carrière de Boulbon, a una quincena de kilómetros de Aviñón, y cumplirá el "sueño" de Valérie Dréville de interpretar el papel de 'Yse', protagonista femenina y mujer fatal de la obra que Claudel (1868-1955) escribió poco después de que le dejase su gran amor, Rosalie Vetch, en 1904.

Valérie Dréville, discípula de Antoine Vitez, Claude Regy y Anatoli Vassiliev, comparte el puesto de 'artista asociada' con el director de escena italiano Romeo Castellucci, quien ofrecerá mañana el segundo gran estreno del Festival, la primera parte de su trilogía sobre "La Divina Comedia" de Dante Alighieri (1265-1321).

Se trata de un "sueño" que quería realizar desde hacía tiempo el fundador de la Societas Raffaello Sanzio.

El público descubrirá su creación en tres escenarios muy distintos, en perfecta armonía con los lugares, ideas, conocimientos y emociones evocados por Dante es ese libro fundamental escrito "en medio del camino de la vida".

La particularidad de esta ilustración contemporánea de "La Divina Comedia" es que el montaje no contendrá ni un solo verso original.

Romeo Castellucci, artista ante todo visual y musical, explicó al diario "Liberation" haber intentado plasmar el texto, para descubrir muy pronto que ahí estaban sus límites.

Castellucci eligió el Patio de Honor del Palacio de los Papas para montar su "Infierno", con la misma naturalidad con la que optó por el Parque de Exposiciones de Châteaublanc para mostrar su "Purgatorio" y la Iglesia de los Célestins para hablar del "Paraíso".

El director italiano y Valéry Dréville, para quien el texto constituye -al contrario- la esencia de su trabajo no menos experimental, encontrarán un momento de unión en la lectura de "La Divina Comedia" que hará la actriz en el Patio de Honor.