Archivo de Público
Viernes, 4 de Julio de 2008

El valenciano es catalán, recuerda otra vez la Justicia

El Tribunal Superior de Justicia de Valencia obliga a la Generalitat a aceptar el título de Filología Catalana como garantía de conocimiento del valenciano

BELÉN TOLEDO ·04/07/2008 - 20:02h

Manifestación en Alicante por la unidad del valenciano. ACCIÓ CULTURAL PAÍS VALENCIÁ

En el País Valenciano llevan décadas discutiendo si catalán y valenciano son la misma lengua. En defensa del no, están la Generalitat Valenciana y algunos colectivos que se dicen defensores de la identidad de esta comunidad. En respaldo del sí, hay dieciséis sentencias de órganos tan fiables como el Tribunal Constitucional o el Tribunal Supremo; hay infinitos dictámenes de filólogos, incluidos los que componen la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Y lo muestra, además, un sencillo experimento: observar cómo se entienden sin dificultad un habitante de Catalunya y otro del País Valenciano. 

El pasado 2 de julio, llegó la sentencia número 16 a dar -otra vez- la razón a los que defienden la unidad de la lengua. Esta vez, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ordena al Gobierno regional que acepte la titulación de Filología Catalana como garantía de que se conoce el idioma. La sentencia anula un decreto autonómico de 2002, en el que se obligaba a los licenciados en esta materia a superar un examen extra por parte de la administración si querían opositar a profesores de Educación Secundaria. Es decir: todo un filólogo sometido a una prueba de cualificación.

Lo curioso es que las que imparten Filología Catalana son, precisamente, la Universidad de Alicante y la de Valencia. Por eso, fueron estos centros docentes los que recurrieron -y ahora, han conseguido tumbar- el decreto de la Generalitat. Denunciaban que un filólogo que estudiaba y se licenciaba en territorio valenciano no podía aspirar a unas oposiciones en este mismo territorio. A no ser que antes demostrara su dominio de la lengua que había estudiado durante cinco años.

"Es una situación marciana", resume Toni Gisbert, de la asociación Acció Cultural del País Valencià. También ellos ganaron una sentencia a la Generalitat en materia lingüística: la número 14 que el Gobierno regional ha perdido en su propósito de diferenciar catalán de valenciano. Gisbert sostiene que la lengua es una excusa para hacer política: "Todo esto no sería problema si no fuera porque el PP ha hecho bandera de la lengua y ha creado un conflicto lingüístico. Desde el punto de vista científico no hay discusión sobre que las dos son la misma lengua, y políticamente, debería ser algo tan obvio como respetar que la tierra es redonda".

Por su parte, la Generalitat todavía no se ha pronunciado sobre la sentencia. La Secretaria Autonómica de Educación, Concha Gómez, aseguró el jueves que todavía no tienen el texto legal. No obstante, es posible que la respuesta de Gómez no se diferencie mucho de la que ofreció tras la sentencia anterior en materia lingüística, en enero de este año, cuando afirmó que la Generalitat obedece al texto del Estatuto de Autonomía, en el que se habla de valenciano y no de catalán. Un detalle que no tendría importancia si filólogos y tribunales tuvieran razón y se tratara de la misma lengua.