Archivo de Público
Viernes, 4 de Julio de 2008

Ibarra pide "no dejar la dirección del PSOE a un bebé"

El ex presidente extremeño ha manifestado su discrepancia con la nueva medida del Partido Socialista que pretende renovar un 50% de los miembros de la Comisión Ejecutiva Federal

MIGUEL A. ORTEGA ·04/07/2008 - 18:22h

El PSOE necesita personas "muy poderosas y muy fuertes" porque es un partido centenario, "no uno que acaba de empezar", por lo que renovarlo no debería suponer dejarlo en manos de "un bebé".

Juan Carlos Rodríguez Ibarra dejó hace un año la presidencia de la comunidad autónoma extremeña, recuperó su plaza como profesor titular de Lengua Castellana y Literatura en la Facultad de Educación de Badajoz, y anunció su pretensión de abandonar el ejercicio de la política activa. Sin embargo, nada parece apuntar que uno de los más paradigmáticos barones del Partido Socialista durante los últimos veinticinco años vaya a dejar de la noche a la mañana su verbo prístino a la hora de criticar lo que se tercie, dentro y fuera de su partido. Con Ibarra, ya se sabe, al pan, pan, y al vino, vino. 

Es algo que han podido comprobar por enésima vez sus compañeros de filas en el 37º Congreso del PSOE, que se celebra estos días en el madrileño Palacio de Congresos. Ibarra (que sigue formando parte de la Comisión Ejecutiva Federal del partido) ha criticado duramente, y a su manera, la intención del presidente Rodríguez Zapatero de renovar un 50% de los miembros de la Comisión Ejecutiva Federal y de que -según apuntan algunos medios- los secretarios generales de las distintas federaciones queden excluidos de este órgano. "Renovar el PSOE no implica dejar su dirección a un bebé de tres meses y medio", ha dicho.

La nueva medida de los socialistas, que forma parte del ambicioso plan de Zapatero de poner al partido en plena sintonía con la sociedad actual española, es algo que "está muy bien" para el líder extremeño, de 60 años, pero que, según él, nada tiene que ver con la edad de los miembros de la Ejecutiva.

"No sé muy bien qué va a ocurrir, pero creo que habría que intentar no batir récords" o "hay que tener mil mítines a la espalda, cinco años de cotización a la Seguridad Social y poder enfrentarse a un ministro" para diseñar un proyecto socialdemócrata, son algunos otros de los dardos que el veterano político ha dirigido a la línea de flotación de la dirección socialista. "Se supone que (los secretarios generales de las federaciones) son lo mejor de cada casa", de modo que, con esta nueva medida, "no se quiere contar con lo mejor de cada casa". "Chaves, Bono y yo nos echamos el partido a la espalda cuando todo el mundo estaba debajo de la arena. Creo que eso habría que intentar, al menos, reconocerlo", apostilló, añadiendo que "el partido siempre tuvo mucho respeto por las viejas glorias".

 "Así es la vida, ¿no?"

Ha sido Jesús Caldera, ex ministro de Trabajo y hombre de confianza de Rodríguez Zapatero, el encargado de dar la primera réplica a las palabras de Ibarra, manifestando que la entrada de "gente joven" en la dirección del PSOE ayudará a combinar "experiencia y renovación" en el seno del partido. "Así es la vida, ¿no?", ha dicho, argumentando al tiempo que es necesario que los miembros de la dirección tengan una especial dedicación al ámbito nacional. El partido es un "proyecto colectivo", por lo que esta decisión, a su juicio, no tiene por qué dejar al margen de las decisiones de la dirección a los secretarios generales regionales, representados en el Comité Territorial. 

"Yo salí del gobierno, ahora me voy a trabajar en el ámbito ideológico; todos aportamos desde un ámbito determinado", ha apuntado Caldera, a quien el Presidente del Gobierno y Secretario General del PSOE ha encomendado la tarea de dar impulso a una nueva fundación que dé proyección a las ideas socialistas, a la manera del think-tank de Aznar, FAES.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha opinado que "seguramente habrá una mezcla adecuada de veteranía y juventud". "Que haya juventud es bueno, porque nos permite sintonizar mejor con esas mayorías sociales de jóvenes, mujeres, cibernautas o consumidores". "Estoy seguro de que habrá dosis de los dos en la nueva dirección", ha concluido.