Archivo de Público
Viernes, 4 de Julio de 2008

Seis de cada cien fallecidos en hospitales mueren por una reacción adversa a medicamentos

Un estudio español revela que los fármacos que producen este tipo de reacciones con más frecuencia son los antiinflamatorios no esteroideos y los inhibidores de plaquetas

PÚBLICO ·04/07/2008 - 19:52h

Seis de cada cien pacientes que mueren en un hospital lo hacen a consecuencia de una reacción fatal a algún medicamento, según las conclusiones de un estudio realizado por investigadores la Universidad de Granada en colaboración con el Hospital Clínico ‘San Cecilio’ de la ciudad andaluza. Los principales efectos adversos suelen ser las hemorragias digestivas, seguidas de las intracraneales y las arritmias cardiacas.

 

Estas reacciones engloban cualquier efecto nocivo y no deseado de un fármaco. En general tienen una repercusión mínima, pero a veces pueden llegar a ser graves o incluso provocar la muerte del paciente, según informó la Universidad de Granada.

 

El estudio muestra que los fármacos que provocan reacciones adversas con una mayor frecuencia son los que tienen un efecto antiinflamatorio, analgésico y antipirético. También son de alto riesgo los antiagregantes plaquetarios, como el ácido acetilsalicílico (principio activo de  la conocida Aspirina).

 

Tanto los antiinflamatorios como los inhibidores de plaquetas se emplean mucho en la práctica médica habitual. Además, el 53% de los fallecidos analizados habían recibido una mezcla de estos fármacos entre sí y con corticoides, por lo que Alfredo José Pardo, director de este trabajo, advierte que conviene evitar administrarlos conjuntamente.

 

Para realizar este trabajo, los investigadores estudiaron el caso de 289 pacientes mayores de 18 años que fallecieron en el hospital granadino en 2004.