Archivo de Público
Viernes, 4 de Julio de 2008

Betancourt llama a las FARC a reconocer su derrota

Tras una reunión en el Elíseo con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, la ex candidata a la presidencia de Colombia, llama a la guerrilla a rendirse

Francia niega haber pagado un rescate

¿De prisionera a presidenta?, por J.M. Martín Medem

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·04/07/2008 - 18:28h

Ingrid Betancourt, ya en suelo francés y después de reunirse con Nicolas Sarkozy, ha llamado a las FARC a dejar las armas en una rueda de prensa. 

"Que acepte la derrota como buenos perdedores", dijo Ingrid, una vez más, rodeada de sus hijos. "Estanmos dispuestos a tenderles la mano si aceptan que han perdido. No podemos seguir comportándonos como si estuviéramos negociando con ellos cuando ése no es nuestro papel", añadió.

Previamente fue recibida por los comités de apoyo en su liberación en el Elíseo. Allí, pidió al presidente francés y a los comités de apoyo que se movilizaron durante estos años para lograr su libertad que sigan luchando por los rehenes que permanecen secuestrados por las FARC en la selva colombiana. "Allí he dejado a seres humanos que siguen en manos de las FARC. Así que sigo necesitándoles", dijo la ex candidata a la presidencia colombiana, que luego se giró hacia Sarkozy y añadió: "necesito contar con el presidente Sarkozy para que regrese a Colombia".

Betancourt, que también tiene la nacionalidad francesa, subrayó que Sarkozy deberá "volver a hablar con (el presidente colombiano Álvaro) Uribe" y pidió a los representantes franceses que intercedieron por ella ante las FARC que vuelvan a la selva. "Sé que tenían miedo de no volver cada vez que iban a la jungla y no sé si tengo derecho a pedírselo, pero lo hago de todos modos", señaló al explicar que la situación es particularmente horrible desde que las FARC se niegan a hablar con los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, y "aún menos" con Uribe.


Becas para colombianos

Ingrid Betancourt fue recibida con ovaciones por los miembros de los comités de apoyo en el salón de fiestas del Elíseo, donde llegó en compañía de Sarkozy y de su familia tras aterrizar en el aeródromo militar de Villacoublay, a las afueras de París, en un avión de la República francesa que la trasladó desde Bogotá. "Estoy tan emocionada que no hago más que llorar desde que me liberaron", declaró entre risas y llantos, y afirmó que tenía "ganas de abrazarles uno a uno porque les debo la vida, les debo todo".

Betancourt, que fue liberada el miércoles junto con otros 14 rehenes en una operación sin disparos del Ejército colombiano, aseguró que "no se puede dejar" a los que siguen cautivos de las FARC porque "sufren y están solos".

La ex cautiva, de 46 años, indicó que antes de dejar Colombia se entrevistó con muchos de los familiares de los rehenes y "estaban desesperados". "Piensan que una vez libre yo, todo está acabado", señaló, y sus palabras fueron acogidas con una salva de "noes" por el público. Betancourt hizo aún otra petición a Francia y expuso su "sueño" de que conceda becas de estudios a "los que salieron ayer de los bosques y a los que siguen allí, para que tengan una ilusión".

"Fui profesora de francés en la jungla, una muy mala profesora", afirmó, al explicar que lo único que consiguió que retuvieran sus alumnos fue "la marsellesa".

Betancourt dijo que hablaba a sus compañeros de infortunio de Francia para que dejaran de pensar en el suicidio".

La ex candidata presidencial colombiana fue recibida como una heroína hoy en Francia, un país que se movilizó por ella y los demás rehenes de las FARC durante los seis años y cinco meses que permaneció en cautividad.