Archivo de Público
Viernes, 4 de Julio de 2008

Israel ordena la demolición de viviendas de supuestos terroristas palestinos

Una medida de castigo adoptada especialmente contra viviendas de las familias de atacantes suicidas en los territorios palestinos, y condenada por organizaciones de derechos humanos

AGENCIAS ·04/07/2008 - 14:32h

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, ha ordenado la destrucción de varias varios supuestos terroristas palestinos. La decisión se produjo después de que el asesor jurídico del Gobierno, Menajem Mazuz, declarara que la destrucción de las viviendas de terroristas es permisible según la ley israelí, informa la edición electrónica del diario Haaretz.

Se trata de una medida de castigo adoptada en el pasado por Israel, especialmente contra viviendas de las familias de atacantes suicidas en los territorios palestinos, y condenada por organizaciones de derechos humanos.

Mazuz informó tanto al primer ministro, Ehud Olmert, como al titular de Defensa de que este tipo de actuaciones no tienen ninguna limitación constitucional, aunque sí obstáculos legales, tanto en el ámbito local como en la esfera internacional, que deberían ser tenidos en consideración.

Las deliberaciones sobre la adopción de la medida se producen después de las demandas hechas por políticos israelíes, entre ellos el primer ministro, para que se destruyera la casa del palestino que el pasado miércoles sembró el pánico en Jerusalén con una excavadora con la que mató a tres civiles israelíes.

Más ataques entre palestinos e israelíes 

La aldea de Tzur Baher, de la que, supuestamente, provenía el autor del atentado Hussam Duwiyat, forma parte del término municipal de la que Israel considera su capital indivisible. Sin embargo, para los palestinos, Jerusalén este es la capital de su futuro Estado independiente.

Se trata del segundo caso este año en que un habitante palestino de la ciudad santa ataca la parte occidental. En marzo, un residente de Yabel Mukaber, contigua a Tzur Baher, abrió fuego contra los estudiantes de un colegio rabínico y mató a ocho seminaristas judíos, por lo que también se estudia la destrucción de su vivienda.