Archivo de Público
Viernes, 4 de Julio de 2008

La banca lleva al Ibex a perder más del 1 por ciento a mediodía

EFE ·04/07/2008 - 09:00h

EFE - Panel de cotización de la Bolsa española, durante la sesión de ayer, 3 de junio.

Las caídas del sector bancario español, que en algunos casos superaban el 3 por ciento, llevaban al Ibex a caer a mediodía por encima del 1 por ciento, en una jornada en la que el selectivo volvía a rozar los mínimos anuales.

A las 12.00 horas, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, perdía 147 puntos, el 1,23 por ciento, y se situaba en las 11.823 unidades, aunque en algún momento de la sesión ha caído hasta los 11.781 puntos.

El Índice General de la Bolsa de Madrid, con todos los sectores en negativo, cedía el 1,30 por ciento.

Para el resto de mercados, la jornada era también de recogida de beneficios.

Así, la Bolsa de Tokio cerró hoy con un retroceso del 0,21 por ciento tras doce sesiones consecutivas de descensos.

En Europa, Milán cedía el 0,44 por ciento, Fráncfort, el 0,48 por ciento, y París, el 0,74 por ciento.

El FTSE de Londres era, junto con el madrileño Ibex el que más retrocedía, el 1 por ciento, afectado por la caída de más del 8 por ciento del banco Bradford & Bingley.

En España, las mayores caídas del selectivo eran para entidades financieras como Bankinter, con recortes del 4,07 por ciento; Santander, del 2,45 por ciento; Banesto, del 2,29 por ciento; BBVA, del 2,11 por ciento; Sabadell, del 1,49 por ciento, y el Popular, del 1,78 por ciento.

Entre los valores más bajistas de la sesión se colaba Endesa, que caía el 2,53 por ciento, así como otros pesos pesados del mercado como Iberdrola, que se dejaba el 1,18 por ciento, y Telefónica, con el 0,91 por ciento.

Sólo Repsol conseguía situarse en positivo con un avance del 0,66 por ciento, únicamente superado por Iberdrola Renovables, que avanzaba el 0,90 por ciento, y Gamesa, con el 2,12 por ciento.

A las 12.00 horas el mercado continuo había negociado cerca de 100 millones de títulos por un valor de algo más de 1.100 millones de euros, de los cuales 240 millones correspondían al Santander, 150 millones a Telefónica y 77 millones al BBVA.