Archivo de Público
Jueves, 3 de Julio de 2008

El PSOE acepta la entrada en la OTAN

PÚBLICO ·03/07/2008 - 21:57h

Lema:


“España, compromiso de solidaridad” .


El debate principal:

Los máximos dirigentes de un PSOE ya en el poder abandonan la oposición al ingreso de España en la OTAN impulsada por el ex presidente Calvo-Soltelo.

La polémica:


Felipe González, ya presidente del Gobierno, decide reforzar su papel en el partido y, para ello, dibuja un PSOE a su imagen y semejanza, con una Ejecutiva elegida únicamente por él. Salen de ella los ministros Joaquín Almunia, Javier Solana y José María Maravall , convertidos en tres referentes socialistas con el tiempo.


La anécdota:

Javier Solana, ministro de Cultura en 1984, fue uno de los socialistas más reticentes a la entrada de España en la OTAN. En 1995, se convertiría en el secretario general de la Alianza Atlántica. el personaje
La entonces sólida pareja formada por Felipe González y Alfonso Guerra, que hoy no se hablan, había logrado dos años antes llevar a los socialistas de nuevo al poder, tras la larga noche de la dictadura.

La frase:


“Este pueblo es soberano para estar o no en la OTAN; no existen limitaciones a nuestra voluntad”. Con esta frase, González convenció a su partido para estar en la OTAN.


Resultados:


El PSOE alcanzó el mayor poder de su historia: Gobierno central, once comunidades autónomas y 2.640 municipios, que se concretó en 202 diputados, 134 senadores, 2.640 alcaldes, 23.724 concejales y 530 diputados autonómicos.