Archivo de Público
Jueves, 3 de Julio de 2008

Separadas dos siamesas unidas por el abdomen

Las niñas fueron operadas con éxito por un equipo de 36 médicos en una intervención de ocho horas

OLIVIA CARBALLAR ·03/07/2008 - 20:35h

Las niñas, antes de la intervención.

Nacieron hace tres semanas por cesárea, pero no han comenzado a vivir de verdad hasta hace tres días. Youssra y Hanae, dos niñas siamesas pegadas por el abdomen, fueron separadas con éxito el pasado martes en el Hospital Virgen del Rocío, en Sevilla. Las pequeñas, de Melilla, estaban unidas por órganos vitales como el hígado. Compartían, además, el diafragma, parte del esternón, músculos abdominales, la vena umbilical intrahepática y el peritoneo.

La operación, de elevada complejidad, fue desarrollada por un equipo de 36 profesionales durante ocho horas. Uno de los momentos más peligrosos fue el de la anestesia, ya que, al compartir vasos sanguíneos, existía el riesgo de difusión de los fármacos.Una vez separadas, los médicos trasladaron a una de las gemelas a otro quirófano para la reparación del diafragma y completar la intervención.

Vida normal en unas semanas

Youssra y Hanae permanecen ingresadas y su evolución es favorable. Si no se producen complicaciones, algo no previsto, las pequeñas podrán hacer una vida normal en unas semanas, según el equipo médico, coordinado por el jefe de servicio de la Unidad de Cirugía Pediátrica, Juan Carlos de Agustín. “Ha sido una intervención rara, muy poco habitual, pero extraordinaria y también afortunada porque el resultado ha sido muy bueno”, dijo a Público.

Pese a la complejidad, los médicos no temieron por la vida de las niñas en ningún momento. “Estaba todo muy controlado, llevábamos dos semanas preparando la operación con un estudio exhaustivo”, añadió De Agustín, que presentó ayer la operación junto a la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, y el resto del equipo médico. Es la tercera vez que el Virgen del Rocío realiza una intervención de este tipo en diez años. En España, sólo La Paz, en Madrid, acumula una experiencia mayor: ocho operaciones.

Los siameses son consecuencia de la separación incompleta de los dos gametos procedentes de un único óvulo en las dos primeras semanas de fase embrionaria. Su incidencia es baja: uno por 200.000 recién nacidos. La mayoría son niñas.