Archivo de Público
Jueves, 3 de Julio de 2008

Los premios de la Academia de la Televisión vuelven a TVE

La serie Aída, Andreu Buenafuente y Rosa María Mateo fueron algunos de los galardonados en una edición marcada por la diversidad de las cadenas premiadas 

MIGUEL A. ORTEGA ·03/07/2008 - 17:52h

EFE/Alberto Martín - Rosa Mª Mateo, premio 'Toda una vida', junto a Manuel Campo Vidal.

Hubo paz, finalmente, y hubo gala catódica. La Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión y Televisión Española enterraron el hacha de guerra tras dos años de discrepancias y la cadena estatal televisó de nuevo la fiesta de entrega de los llamados goyas de la televisión, celebrada anoche en el Gran Casino de Aranjuez. En 2005, TVE renunció a seguir emitiendo los premios por "graves fallos de organización"; en 2006 no hubo retransmisión; el pasado curso corrió a cargo de La Sexta.

Unos premios "muy repartidos", como se suele decir -con mayor o menor fundamento- tras los resultados de la lotería: una buena noticia, en este caso, para todas las televisiones que no tengan como siglas TVE; y es que es célebre el quebradero de cabeza que supone para el resto de cadenas la ubicuidad de la televisión pública en las candidaturas: hasta 22 en esta edición.

El reparto, sin embargo, fue variado y pintoresco, con tres premios para TVE y Tele 5, dos para Antena 3, Cuatro, La Sexta y Canal 9, y uno para La 2 y Canal Sur. "En el negocio de los premios siempre hay rivalidades, audiencias y vanidades", señaló el presidente de la Academia, Manuel Campo Vidal, "pero hoy la academia es mucho más representativa que hace unos años".

Y muy atenta, también, a las audiencias. El humor gamberro, de arrabal y bala de plomo, de la serie de Tele 5 Aída fue recompensado por los académicos con tres de los caramelos de la noche, los premios al Mejor Actor y Mejor Actriz para Paco León y Carmen Machi -ausentes en la entrega-, y al Mejor Guión. Un reconocimiento más, esta vez de parte de los colegas, a un producto bendecido año tras año por la fidelidad del público. En su terreno sólo Cuéntame (TVE), que recibió -suma y sigue- el premio a la Mejor Serie de Ficción de 2007, le hizo sombra.

La causticidad de Andreu Buenafuente (La Sexta; Mejor Presentación de Programas de Entretenimiento, por delante de Wyoming y Pablo Motos), la presencia de Matías Prats (Antena 3; Mejor Presentador de Informativos, con permiso de Lorezo Milá y Ana Blanco), el cachondeo de Sé lo que hicisteis... (La Sexta; Mejor Programa de Entretenimiento) o la audacia y buen hacer de Callejeros (Cuatro; Mejor Programa Informativo y Mejor Director para Carolina Cubillo) fueron otros de los agraciados en una gala, presentada por Carlos Sobera, que también tuvo su hueco para la emoción.

Por ejemplo la de Sebastián Álvaro, aventurero y conductor durante décadas del legendario Al filo de lo imposible (TVE), que subió al estrado para agradecer, "probablemente por última vez tras 27 años", la estatuilla al Mejor Programa Documental.

La 'decana' Mateo  

Por ejemplo, la del reconocimiento unánime, de toda la profesión, a una de las Damas con mayúscula de la información de nuestro país: Rosa María Mateo; 65 años de belleza serena y ademán cinematográfico; un lustro retirada y aun así ostentadora del récord de telediarios presentados en España, quien se llevó el galardón Toda una vida y aseguró al entregado auditorio -compañeros en su mayoría- que "hay vida después de la tele".

Los productores Hugo Stuven, de Ratones Coloraos (Canal Sur), y Carlos Apolinario, de El internado (Antena 3); la maquilladora de Amar en tiempos revueltos (TVE), Paloma Buendía; el Canal de Historia; la película Cartas de Sorolla, y los programas El Conciertazo (TVE), Telenoticias sin fronteras (Telemadrid), Después del mar (TPA), Ventdelplà (TV3), La Banda (Canal Sur) y Vaya semanita (ETB-2) completan un palmarés que esboza, grosso modo, la diversidad de contenidos y maneras de la televisión en España; una tele no tan enferma, al fin y al cabo, como tantas veces nos parece.