Archivo de Público
Jueves, 3 de Julio de 2008

Bread and Butter presenta un espejo casi mágico y ropa que esculpe el cuerpo

EFE ·03/07/2008 - 18:00h

EFE - Asistentes a la feria de moda urbana "Bread and Butter", certamen que ha sido inaugurado hoy en Barcelona y en el que se pueden contemplar algunas novedades como un espejo que permite conocer las características de las prendas de una tienda o un pantalón hecho de piezas diferentes que realza la figura femenina.

Un espejo que reconoce las prendas y un pantalón que esculpe y realza el cuerpo femenino son algunas de las novedades de Bread&Butter, el salón de moda urbana más importante de Europa.

El espejo interactivo MagicMirrorTM, ganador del premio europeo "Best Enterprise Solution 2008", lo ha presentado la firma Avery Dennison, líder mundial en materiales para etiquetado e identificación, y funciona en combinación con unas etiquetas inteligentes RFID que transmiten información mediante radiofrecuencia.

El pantalón es obra del diseñador Carlo Chionna, y es capaz de levantar los glúteos en las mujeres gracias a estar hecho con de más de una veintena de piezas, logrando recuperar con un juego de fuerzas y costuras transversales lo que el tiempo no perdona.

Según ha explicado a EFE la responsable de comunicación de Avery Dennison, Noemei Fernández, el dispositivo de lectura del espejo se comunica por radiofrecuencia con los chips implantados en las etiquetas de las piezas de ropa, y cuando la prenda se pone delante del espejo informa sobre la talla y el color y el número de ejemplares disponibles en la tienda.

Además de informar sobre las recomendaciones de uso y lavado, a través del espejo se aconseja sobre los posibles accesorios con los que el cliente puede combinar la prenda que se está probando y se proponen conjuntos a partir del que ya se ha elegido.

Además, si se ha escogido una talla incorrecta, se puede seleccionar otra y llamar al vendedor para que se la traiga tocando únicamente un punto del espejo.

Fernández ha señalado que una tienda de la firma portuguesa Throttleman, que ha ayudado a presentar el MagicMirrorTM en el B&B, será la primera en tener este espejo mágico en su establecimiento de Cascais, y que hay firmas ubicadas en el paseo de Gracia de Barcelona que se han interesado por el novedoso producto.

Avery Dennison es una de las compañías líderes en el mundo en etiquetas para el sector minorista que emplea a más de 30.000 personas en más de 60 países que diseñan, fabrican y comercializan productos para el mercado de gran consumo y el industrial.

Cuando esta séptima edición de Bread&Butter ha llegado al ecuador, su director Karl Hans Müller ha anunciado hoy que para la edición de enero de 2009 se limitará a 800 el número de expositores, casi un centenar menos que esta edición.

La necesidad de más espacio para grandes marcas, un mayor criterio de selección y la intención de potenciar el espacio The Source para que tengan cabida hasta 200 expositores, y que esta edición ocupa por primera vez los pabellones 6 y 7 del la Fira, son los argumentos esgrimidos.

The Source expone elementos y materias que intervienen en el proceso textil de la moda, desde botones o cremalleras hasta máquinas para lavar prendas para acabados especiales y tejidos, lo que significa presentar hasta tres temporadas en un solo salón, según Müller.

En cuanto al primer día, se ha cifrado en unas 30.000 las personas que ayer pasaron por esta feria, de más de un centenar de nacionalidades distintas, y de ellas, el 72% extranjeras, un número similar al año pasado y que supone que el salón ha tocado techo en cuanto a visitas.

Según Müller, en el B&B no influyen las dificultades económicas que hay en algunos países en estos momentos, remarcando que no ve la crisis por ningún sitio, y todos los expositores y clientes están de buen humor.

Poco antes ha reconocido que el Palau Nacional, que en la pasada edición albergó diversas actividades, no se ocupa este año porque es muy caro y no había acuerdo en cuanto a sus ocupación.