Archivo de Público
Jueves, 3 de Julio de 2008

El PSOE debatirá sobre el derecho a una muerte digna

En el congreso socialista se hará una referencia a abrir el diálogo en el futuro. No obstante, sí se comprometerán a desarrollar la implantación de cuidados paliativos de calidad

Consulta aquí la enmienda

AGENCIAS ·03/07/2008 - 17:36h

El PSOE incluirá en la resolución de su 37 Congreso Federal, que se celebra desde mañana en Madrid, una referencia al "derecho a la dignidad humana en el proceso de muerte" en la que se compromete a desarrollar la implantación de cuidados paliativos de calidad y a garantizar el derecho de los ciudadanos a redactar su testamento vital, y a que éste sea respetado, informaron fuentes de la dirección del PSOE.

El derecho a una muerte digna no estaba planteado en la ponencia marco redactada por la dirección socialista pero se incluirá una referencia ante las enmiendas enviadas por los militantes. No obstante, en la enmienda transaccional que presentarán los ponentes al Congreso no se propugna la eutanasia y sólo se apunta que en los próximos años "la sociedad española debería abrir el debate hacia la posible regulación legal del derecho de los pacientes afectados por determinadas enfermedades terminales o invalidantes a solicitar de los profesionales una intervención más activa" para "garantizar su derecho a una muerte digna". 

Por el momento, el PSOE parte de considerar que los avances de la medicina y la prolongación de las expectativas de vida plantean nuevos desafíos al pleno ejercicio de los derechos individuales y que, aunque el derecho "a la plena dignidad en el proceso de muerte" ha sido reconocido en algunas normas autonómicas, es necesario hacerlo en la legislación estatal". 

Además, cree necesario reflexionar sobre "los contenidos de este derecho", empezando por señala que "está fuera de toda duda que formando parte de este derecho se encuentra el derecho de los ciudadanos a recibir cuidados paliativos de alta calidad".

"Los socialistas nos comprometemos a impulsar su implantación y desarrollo entre las prestaciones sanitarias del sistema sanitario público", añade el texto.

Esto debe incluir el "derecho a recibir adecuado tratamiento del dolor y a la sedación paliativa" y por ello el PSOE considera imprescindible "garantizar a los pacientes que recibirán dichos tratamientos si así lo desean" y también que los profesionales pueden hacerlo aplicando los "protocolos dictados por la praxis médica".

Derecho a rechazar tratamientos 

Pero además, los socialistas quieren la ley respete "de forma más amplia explícita y amplia" el derecho de los pacientes a rechazar tratamientos, dado que la prolongación de los tratamientos "que sólo mantienen la vida biológica de las personas pero no mejoran sus expectativas de recuperación puede producir a los pacientes y sus familias un sufrimiento innecesario".

Para el PSOE, "forma parte del derecho a una muerte digna poder evitar tales situaciones mediante la retirada de dichos tratamientos". Por todo ello, la ponencia socialista apunta que un componente importante de una muerte digna es "el derecho de los ciudadanos a redactar su Testamento Vital y a que su contenido sea respetado". 

Los Testamentos Vitales, en los que cada ciudadano deja escrito qué tratamiento médico desea recibir si sufre una enfermedad que no le permita comunicarlo personalmente, ya están regulados en prácticamente todas las comunidades autónomas, pero los socialistas ven "necesario impulsar la coordinación interterritorial de su aplicación".