Archivo de Público
Jueves, 3 de Julio de 2008

El Gobierno recurre la orden de Educación para la Ciudadanía en el País Valenciano

El Ministerio de Educación considera que incumple la "normativa básica del estado" y asume competencias impropias

EFE ·03/07/2008 - 16:13h

El Ministerio de Educación ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana un recurso contra la orden del Gobierno autonómico que regula la enseñanza de la asignatura de Educación para la Ciudadanía y que prevé, entre otras cosas, que se imparta en inglés.

Según el Ministerio de Educación, la orden incumple la Ley Orgánica de Educación, asume competencias propias de los centros educativos, divide a los alumnos y dificulta que completen los objetivos de la etapa. Por eso, el Gobierno solicita la suspensión cautelar, al entender que "incumple la normativa básica del Estado, porque perjudicaría a los alumnos".

La Orden del Gobierno valenciano, del pasado 10 de junio, establece varias formas de organización pedagógica para impartir la materia de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos en la Educación Secundaria Obligatoria.

Una "ocurrencia" del Gobierno valenciano

El ministerio mantiene además que la orden de la Consellería regula medidas relacionadas con la objeción de conciencia a esa asignatura, en contra de la LOE, de la Constitución y de numerosas sentencias del Tribunal Constitucional, "que en ningún caso autoriza esta posibilidad". En ese sentido la secretaria de Estado de Educación y Formación, Eva Almunia, ha solicitado al consejero de Educación de Valencia "respeto a la Ley y a la comunidad educativa".

En la misma nota, Eva Almunia ha recordado que más de 200.000 alumnos de siete comunidades autónomas han cursado ya la asignatura Educación para la Ciudadanía con normalidad. "Las familias, los centros educativos y los alumnos han demostrado una responsabilidad de la que el Gobierno valenciano carece", ha indicado la secretaria de Estado. Almunia ha recordado que esa "ocurrencia" comenzó anunciando que darían la asignatura en inglés, después planteó dos opciones que perjudican a los alumnos "y ha terminado provocando el enfrentamiento de toda la comunidad educativa".

Competencias impropias 

Al articular dos opciones diferentes para la asignatura Educación para la Ciudadanía, la Consellería asume competencias que corresponden de manera exclusiva a los centros educativos: la organización y el proyecto educativo propio, según el Ministerio.

Los contenidos, objetivos y criterios de evaluación de una asignatura obligatoria son aspectos básicos regulados por una Ley Orgánica "y no pueden alterarse", concluye la nota del Ministerio de Educación.