Archivo de Público
Jueves, 3 de Julio de 2008

Homosexuales, reconocimiento legal más que social

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska destaca que los gays aún se topan con muchas discriminaciones

EFE ·03/07/2008 - 14:38h

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha subrayado en Barcelona que la ley española es más avanzada en los derechos de los homosexuales que la realidad social, pues aún se topan con muchas discriminaciones.

El juez Grande-Marlaska ha incidido en esta cuestión en el discurso inaugural de la Cuarta Conferencia Europea de Policías Gays y Lesbianas, organizada por la asociación Gaylespol.

El magistrado ha asegurado que España está en la "cúspide del ordenamiento jurídico" en el reconocimiento de derechos de gays y lesbianas desde al año 2005, cuando se legalizó el matrimonio de las parejas homosexuales.

Sin embargo, a pesar de esta "realidad legal maravillosa", Grande-Marlaska, quien hace dos años hizo pública su homosexualidad, ha admitido que siguen existiendo "muchos silencios, discriminación y cuestionamientos" para gays y lesbianas tanto dentro del ámbito laboral como en el social.

Normalizar la diversidad sexual 

El juez ha destacado el papel de los cuerpos policiales que promueven, dan visibilidad y normalizan la diversidad sexual en profesiones en las que tradicionalmente el rol masculino ha sido relevante: "Vuestra labor es esencial para que los ciudadanos podamos ejercer nuestros derechos y libertades con seguridad", ha declarado.

La conferencia reúne a más de 200 policías de 14 nacionalidades europeas

La conferencia reúne a más de 200 policías de 14 nacionalidades europeas, que tratarán sobre las prácticas y servicios policiales relacionados con la no discriminación, la diversidad sexual y la violencia doméstica.

El presidente de Gaylespol y agente de la policía municipal de Sabadell, Víctor Argelaguet, ha recalcado la importancia de que sea visible la diversidad sexual entre los cuerpos policiales para compatibilizar trabajo y vida privada sin complejos, y de la necesidad de hablar de esta situación en las escuelas.