Archivo de Público
Sábado, 3 de Noviembre de 2007

Todo listo para la inauguración de la exposición de Sorolla en el Centro Cultural Bancaja

EFE ·03/11/2007 - 13:40h

EFE - Varios restauradores trabajan en el montaje de la exposición "Visiones de España", que recoge los cuadros que el pintor valenciano Joaquín Sorolla pintó para la Hispanic Society de Nueva York, en los que plasma su visión de las regiones de España mediante el retrato de sus fiestas y costumbres, y que se abrirá al público a partir del próximo miércoles en el Centro Cultural Bancaja de Valencia.

Los cuadros que el pintor valenciano Joaquín Sorolla pintó para la Hispanic Society de Nueva York en los que plasma su visión de las regiones de España mediante el retrato de sus fiestas y costumbres ya están listos para ser expuestos al público a partir del próximo miércoles en el Centro Cultural Bancaja de Valencia.

La muestra "Visiones de España", que recoge los catorce cuadros de gran formato pintados por Sorolla entre el 1912 y el 1919, será inaugurada el próximo 7 de noviembre por los Príncipes de Asturias.

La exposición servirá para reabrir al público el nuevo Centro Cultural de la caja valenciana después de las obras de reforma y ampliación de sus instalaciones al añadir el edificio que albergaba la antigua oficina central con el adyacente, sede del Centro Cultural.

Para ello Bancaja ha sufragado la restauración de las pinturas que adornaban la Sala Sorolla de la Hispanic Society, el museo de fuera de España con más fondos de pintores españoles, así como los gastos de cesión y de traslado.

Toda la operación ha tenido un coste de más de dos millones de euros, una cifra justificada, según el director de la Fundación Bancaja, Miguel Ángel Utrillas, por la relevancia de estas obras, que nunca antes habían sido expuestas en España, aunque éste había sido el deseo del propio Sorolla.

El hispanista Archer Huntington, fundador de la institución norteamericana, encargó a Sorolla una colección que ilustrara la historia de España, aunque el pintor prefirió centrarse en las fiestas y tradiciones de las distintas regiones, lo que según el restaurador Vicente Ripollés "encantó" a Huntington.

Las obras llegan a Valencia después de un proceso de restauración que ha durado seis meses y en el que ha participado un equipo de Bancaja coordinado por Ripollés en el que también han trabajado restauradores de la Hispanic Society.

Según ha explicado Ripollés, este proceso ha consistido en eliminar la suciedad acumulada y una capa de parafina que se aplicó a las pinturas, así como en reparar pequeños "desgarros" que se produjeron en las telas durante el montaje de las obras, cuyo estado de conservación era "óptimo".

La restauración se llevó a cabo con "criterios de máximo respeto" y con actuaciones "reversibles e inocuas" encaminadas a dejar las obras tal y como las concibió el pintor, por lo que después del tratamiento afloraron la luminosidad de los cuadros y "detalles que estaban casi ocultos".

Sorolla pintó estos catorce lienzos, que alcanzan una superficie total de 210 metros cuadrados, "in situ" en cada una de las ciudades en las que retrató a las gentes y sus costumbres, después de realizar bocetos y recoger apuntes y documentación.

El resultado de estos viajes por la geografía española son las obras "La fiesta del pan" de Castilla, "El palmeral" de Elche, "Las grupas" de Valencia, "El pescado" de Cataluña, "La jota" de Aragón, "El concejo del roncal" de Navarra, "La romería" de Galicia, "Los bolos" de Guipúzcoa, "Los toreros", "Los Nazarenos", "El encierro" y "El Baile" de Sevilla, "El mercado" de Extremadura y "La pesca del atún" de Ayamonte (Huelva).

Los lienzos, que constituyen el último proyecto de Sorolla, se han distribuido en Valencia en dos salas que ocupan la segunda y la tercera planta del Centro Cultural.

A juicio de Utrillas, de entre todas las exposiciones que Bancaja ha impulsado, ésta será la que goce de mayor repercusión, ya que se espera que más de 300.000 personas la visiten.

De hecho, tres días después de que se iniciara la reserva de entradas, ya están agotadas las plazas para visitar la exposición durante las tardes del mes de noviembre y todos los fines de semana de este mes.

La muestra será visitada, previa cita, por un máximo de 580 personas diarias, distribuidas en turnos de media hora de 20 personas cada uno.