Archivo de Público
Miércoles, 2 de Julio de 2008

Peces-Barba ve "alarmista" la campaña por el castellano

Montilla afirma que el manifiesto españolista va "contra la ley y la convivencia"

J.SANCHÓN/F.CASAS ·02/07/2008 - 21:51h

El que fuera uno de los siete padres de la Constitución y presidente del Congreso, así como ex rector de la Universidad Carlos III de Madrid, Gregorio Peces Barba, tenía ayer muy claro el origen del manifiesto “alarmista” del castellano que han puesto en marcha intelectuales próximos a la formación de Rosa Díez, Unión Progreso y Democracia (UPyD): “Un partido minoritario”. Esto, a juicio de Peces Barba, le “quita valor” pese a que el PP brinda apoyo a la iniciativa.

Peces Barba insistió en que lo más importante es hacer cumplir el artículo 3 de la Constitución relativo a la oficialidad del castellano y la cooficialidad de las otras lenguas españolas en sus territorios. Dicho artículo señala que el catalán, el gallego y el euskera deben ser objeto de “especial protección.” Y dejó claro que no estaba en peligro el idioma castellano y que el manifiesto era “alarmista”. El catedrático de Filosofía del Derecho hizo ayer estas declaraciones en Salamanca, en la inauguración de unas jornadas de la Fundación Sistemas que tienen por lema  La calidad de la Democracia.

Quien también se refirió al controvertido manifiesto fue el president de la Generalitat José Montilla. En la sesión de control en el Parlament afirmó que la iniciativa va “contra la ley y la convivencia”. Montilla recordaba así que la Constitución, el Estatut y varias sentencias judiciales han avalado el modelo lingüístico catalán que los intelectuales españolistas denostan.

Generar catalanofobia

Montilla resaltó la gravedad del asunto, afirmó que el castellano no necesita de iniciativas de este tipo “porque no está en peligro”y sostuvo que lo único que generan “es catalanofobia”.

El president avisó al PP que el catalán, “innegociable” para el Govern, “no es un factor de división” y que sin él Catalunya “sería otra cosa”. Afirmó que dar cancha a los autores del manifiesto es “dar cerillas a los pirómanos”.