Archivo de Público
Miércoles, 2 de Julio de 2008

La furia reivindicativa de Nancy Spero se apodera del Macba

Pionera en el arte feminista, contestataria y crítica con la guerra, la obra de Spero incomoda

LÍDIA PENELO ·02/07/2008 - 21:31h

“Me he corrido encima”, decían los soldados americanos al lanzar las bombas sobre el Vietnam. Los símiles sexuales y la violencia del lenguaje militar repugnan a la artista Nancy Spero (Cleveland, 1926), que en los sesenta pintó numerosas series sobre ese tema. Pionera en el arte feminista, contestataria y crítica con la guerra, la obra de Spero incomoda. Los museos de Estados Unidos tienen piezas suyas pero no las exhiben. Las imágenes, furiosas y escatológicas, en las que abundan lenguas fálicas y excrementos convertidos en bombas, siguen siendo demasiado chocantes.

Hasta ahora, jamás se habían visto reunidas 178 obras de la artista. Una oportunidad que ofrece el Macba con la primera gran retrospectiva en Europa y en Estados Unidos sobre ella. Manuel Borja-Villel, uno de los dos comisarios de la muestra, desea que la exhibición sea “una especie de lengua afilada que coloque a la artista en el lugar que se merece”.

La exposición sigue un hilo cronológico y perfila la tesis creativa de Nancy Spero: el desafío de las condiciones imperantes de la mirada masculina. El recorrido lo abren las

Black Paintings pintadas en París a finales de los cincuenta cuando, marcada por Antonin Artaud, se sirvió del lenguaje violento y sexual del poeta para expresarse. En la trayectoria de Spero, la pieza Torture of Women (1986) trazó un punto y aparte. Desde entonces sólo pintó mujeres.