Archivo de Público
Miércoles, 2 de Julio de 2008

Muere un montañero de 17 años en Huesca

El joven, original de Barcelona, cayó por una grieta en el Pirineo aragonés

PÚBLICO ·02/07/2008 - 21:28h

Un chico de 17 años, vecino de Barcelona, murió hoy al caer en una grieta de la zona de Monte Perdido, en el Pirineo de Huesca, donde hacía una travesía con otros 20 excursionistas. Todos pertenecían a la Asociación de Excursionistas de Catalunya.

El accidente se produjo sobre las 16.50 horas, según fuentes de la Guardia Civil.Los 21 excursionistas catalanes, entre los que había cuatro monitores, andaban junto a una rimaya, un tipo de grieta que generalmente está cubierta por una fina capa de nieve y eso impide que se la vea.

El menor cayó en una grieta, entre una pared y el glaciar de la montaña con dos de sus compañeros. Estos pudieron salir por sus propios medios, sólo sufrieron contusiones leves, y dieron la alarma al resto de compañeros de la expedición.

El rescate no sirvió de nada
Los monitores del grupo llamaron inmediatamente al servicio de emergencias del 112 de Aragón al no poder conseguir que el joven que resultó muerto diera señales de vida desde el fondo de la grieta en la que había caído.

A la zona se desplazaron los especialistas en rescate en montaña de la Guardia Civil, que constataron que el menor yacía sin vida en una zona angosta de la grieta que le impedía cualquier tipo de movimiento, a unos diez metros de profundidad.

Los agentes consiguieron rescatar al fallecido y procedieron a desalojar a los menores y los monitores del grupo, que se encontraban en un estado de gran nerviosismo. El cadaver del joven fallecido fue trasladado hoy por la tarde de Boltaña, donde fue trasladado en un primer momento, hasta Barcelona, donde será enterrado. Su familia se hizo cargo del cuerpo, una vez finalizaron los trámites judiciales sobre su muerte.

Once de sus compañeros fueron evacuados hasta Torla, donde el Ayuntamiento habilitó un espacio para que pernoctaran. El resto durmió en un refugio de Góriz.