Archivo de Público
Miércoles, 2 de Julio de 2008

Los policías acusan a Rubalcaba de 'boicotear' su huelga de celo

Lo denuncian ante el Consejo de Europa por ‘relajar’ el control fronterizo para minimizar la protesta

Ó. L. F. ·02/07/2008 - 21:20h

Segundo acto de la huelga de celo en la Policía. Y las mismas acusaciones contra el Ministerio del Interior. Los cinco sindicatos convocantes –SUP, SPP, CEP, UFP y SC–denunciaron de nuevo ayer los intentos del departamento de Alfredo Pérez Rubalcaba de boicotear las protestas con las que pretenden forzar al ministro a sentarse a negociar su anhelada equiparación salarial con las Policías autonómicas.

Si en la anterior jornada de “trabajo a reglamento”, el 27 de junio, los representantes de los policías acusaron a Interior de relajar los filtros en varias fronteras para evitar las colas causadas por la huelga de celo –y por lo que han acordado denunciar ante el Consejo de Europa al Gobierno español por el incumplimiento de la normativa europea sobre controles fronterizos–, en esta ocasión han vuelto a acusar a sus responsables de lo mismo y de algo más.

En concreto, acusan a la Dirección General de la Policía de anunciar “extraoficialmente” medidas antisindicales, como suspender “todos los permisos para celebrar asambleas sindicales, reuniones o cursos de formación”. Además, aseguran que se ha amenazado veladamente a los propios agentes con endurecer las medidas disciplinarias. Hablan, incluso, de ataques “miserables e indignos” a la libertad sindical.

En la anterior jornada de “trabajo a reglamento”, celebrada el pasado 27 de junio, el respaldo de los agentes fue mayoritario, según las organizaciones sindicales, que días después, al hacer balance del seguimiento, destacaban que ese día “el 80% de los funcionarios entregaron los partes de actuación en blanco en muchos puntos del territorio nacional, sin haber efectuado ninguna identificación o que en Madrid, por ejemplo, ese día hubiera un 30% menos de detenidos que el día anterior y casi un 40% menos que el viernes de la semana anterior”. Sin embargo, desde el Ministerio se considera que estos datos estaban “muy inflados” y recuerdan que fueron dados a conocer cuando la jornada de protesta no había acabado. Ya aquel día, por boca del secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, Interior habló de “normalidad”.

“Sin incidentes reseñables”

Al cierre de esta edición, los sindicatos aún no tenían datos de seguimiento de esta segunda jornada, aunque apuntaban que sus efectos se habían notado, sobre todo, en los controles de entrada de los aeropuertos de Madrid, Málaga y, sobre todo, El Prat de Barcelona. Puestos en contacto con el Ministerio del Interior, sus portavoces oficiales aseguraban, sin embargo, que la jornada había transcurrido “sin incidentes reseñables”. Hoy, jueves, está programada una tercera jornada de una  huelga de celo programada para todos los miércoles y jueves de julio.