Archivo de Público
Miércoles, 2 de Julio de 2008

Guantánamo se basó en las torturas chinas

EEUU copió las técnicas de interrogatorio de sus viejos rivales.

PUBLICO ·02/07/2008 - 20:48h

Uno de los primeros detenidos en llegar a Guantánamo en enero de 2002.

Estados Unidos copió en Guantánamo los métodos de interrogatorio y tortura empleados por China y la Unión Soviética durante la Guerra Fría. Desde 1957, el Ejército estadounidense preparó a sus militares para superar los interrogatorios de los agentes comunistas en caso de ser capturados, según reveló ayer 'The New York Times'.

Tras el 11-S, la CIA y el Pentágono llegaron a la conclusión de que las técnicas habituales de interrogatorio no eran las adecuadas para lograr las confesiones de los supuestos terroristas. Decidieron recuperar un programa de entrenamiento militar de 1957 llamado SERE, por sus siglas en inglés, (supervivencia, evasión, resistencia y huida). Lo que EEUU había calificado como "tortura soviética" se convertía automáticamente en métodos de interrogatorios adecuados.

El programa de 1957 sobre las técnicas comunistas se basó en el trabajo de Alfred Biderman, un sociólogo de la Fuerza Aérea estadounidense. Biderman se entrevistó con los prisioneros que regresaron de Corea del Norte tras ser interrogados por agentes chinos. Durante su cautiverio muchos realizaron confesiones falsas sólo para dejar de padecer los métodos de interrogatorio.

Los instructores del SERE prepararon durante décadas a los pilotos de aviones y a los agentes con mayor riesgo de ser capturados por el enemigo para poder superar las técnicas de interrogatorio que aplicaban en aquella época los regímenes comunistas: privación del sueño, exposición a temperaturas extremas, permanencia en posiciones dolorosas durante horas e incluso la técnica de ahogamiento conocida como waterboarding.

Al pie de la letra

El proceso consistió en aplicar al pie de la letra las técnicas empleadas por los comunistas. "¿Cómo puede ser que hayamos acabado haciendo algo que poníamos como ejemplo de lo que hacían los gobiernos sin ética?", se pregunta Charles Morgan, psiquiatra de Yale que colaboró durante una década con los instructores del SERE.

Esos métodos fueron los que EEUU aplicó a los detenidos en la base militar de Guantánamo, en Afganistán, Irak y en las cárceles secretas de la CIA en otros países. Las técnicas fueron empleadas en Guantánamo hasta 2005, cuando el Congreso prohibió al Ejército usar este tipo de coacción. La CIA todavía está autorizada por el presidente George Bush a emplear varios métodos de interrogatorio alternativos.

Abdel Rahim Nashiri fue acusado el lunes de asesinato por su participación en el atentado contra el destructor USS Cole en Yemen en 2000, en el que murieron 17 marinos estadounidenses. Nashiri, que fue sometido al waterboarding, dijo que confesó falsamente su participación en los hechos sólo porque fue torturado.

De la humillación sexual al ahogamiento del preso

Aislamiento

La víctima pierde cualquier soporte externo para su capacidad de resistencia por lo que desarrolla una intensa preocupación sobre sí mismo. Se le priva de todo apoyo social y esto le hace depender de quien le interroga.

Waterboarding

Es una técnica de ahogamiento. Consiste en inmovilizar a la víctima y verter agua en su cara o en sus vías respiratorias. El reo sufre una sensación de angustia provocada por la asfixia y la inhalación de líquido, lo que le lleva a pensar que su muerte está cercana.

Agotamiento físico

Conlleva la privación de sueño, la exposición de la víctima al calor y al frío extremos, la carencia de alimentos, las enfermedades inducidas o los interrogatorios de 20 horas diarias durante 50 días. Esto induce al preso a un estado de agotamiento físico y mental excesivo.

Humillación sexual o 'lap dance'

Consiste en el baile sexual que realiza una interrogadora ante el detenido. La intención es provocar una tensión sexual en la víctima y que se desmorone frente a la incapacidad de controlar la situación. También fuerzan a los reos a desnudarse.

Posiciones de estrés

Fuerzan al individuo a una postura en la que la mayoría de su peso recae sobre uno o dos de sus músculos lo que le aumenta su dolor físico. Deben aguantar en esa postura hasta que el dolor es insoportable y se desgarra alguno de los ligamentos de sus articulaciones.