Archivo de Público
Miércoles, 2 de Julio de 2008

El BCE subirá mañana los tipos de interés para controlar la inflación

EFE ·02/07/2008 - 12:22h

EFE - El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

El Banco Central Europeo (BCE) subirá mañana los tipos de interés para los países que comparten el euro con el fin de controlar la inflación, que fue en junio del 4 por ciento y duplica su definición de estabilidad de precios.

Los analistas coinciden en que el BCE incrementará las tasas en 25 puntos básicos, la primera subida tras un año en el que han permanecido en el 4 por ciento.

El banco europeo subió el precio del dinero por última vez en junio de 2007 y después interrumpió el ciclo alcista por el estallido en agosto de las convulsiones en los mercados financieros y las tensiones en el mercado de dinero.

El BCE será la primera de las principales entidades monetarias que reacciona con una subida de los tipos de interés tras el fuerte encarecimiento del petróleo y algunos alimentos.

De los 51 institutos de crédito consultados por la agencia Dow Jones, 50 pronosticaron que el BCE subirá el precio del dinero mañana y sólo uno que lo mantendrá en el 4 por ciento.

Tras la reunión del consejo de gobierno a comienzos de junio, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet anunció con una claridad sin precedentes que el consejo de gobierno del BCE considerará una subida moderada de los tipos de interés en su reunión de julio.

Trichet manifestó por última vez la disposición de la entidad a actuar contra la inflación y dominar la situación en una entrevista con el semanario "Die Zeit".

En una adelanto de la próxima edición de "Die Zeit", que se publica mañana, Trichet ha advertido del peligro de descuidar la inflación.

"Los banqueros centrales tenemos una gran responsabilidad. Si no estamos decididos, existe el riesgo de que explote la inflación pero si actuamos decididamente, entonces podemos dominar la situación", dijo Trichet a "Die Zeit".

Los mercados financieros ya han descontado que la entidad subirá los tipos de interés de forma moderada y prestarán gran atención a los comentarios de Trichet sobre la situación económica de los países que comparten el euro.

La inflación subió en junio tres décimas hasta el 4 por ciento, respecto al mes anterior, según el indicador adelantado que publica la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

El Banco de Pagos Internacionales (BPI) destacó recientemente que "las cifras de inflación de la zona del euro fueron un poco más altas de lo esperado pero que la inflación en el área es un problema que se puede controlar".

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, también mostró preocupación por la inflación y dijo que las causas no son sólo monetarias y las respuestas tampoco pueden ser únicamente monetarias.

Almunia consideró que el BCE debe ser responsable para cumplir su mandato de la estabilidad de precios.

"Las razones de la inflación y las consecuencias de la inflación no son sólo de carácter monetario", sino que "hay razones de otro alcance", comentó Almunia en una entrevista a la emisora francesa "Europe 1".

Junto a un fuerte aumento de la inflación, la zona del euro experimenta cierta ralentización de su crecimiento, combinación que dificulta la actuación del BCE.

El índice de gestores de compras del sector manufacturero del área euro cayó en junio hasta 49,2 puntos, frente a los 50,6 puntos de mayo, según el centro de investigación NTR Economics.

Si este índice se sitúa por debajo de 50 puntos indica una contracción de la actividad de la industria, lo que en junio ocurrió en Francia e Italia pero no en Alemania.