Archivo de Público
Martes, 1 de Julio de 2008

Fernández llama a los socios del Mercosur a aprovechar la oportunidad histórica de la región

EFE ·01/07/2008 - 15:57h

EFE - La presidenta de Argentina, Cristina Fernández (d), y su canciller, Jorge Taiana (i), participan en la Sesión Plenaria de la XXXV Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Mercosur, que se realiza en Tucumán, unos 1.200 km al noroeste de Buenos Aires (Argentina).

La presidenta argentina, Cristina Fernández, llamó hoy a sus colegas suramericanos a aprovechar la oportunidad histórica que se presenta para la región por el alza de precios de alimentos y energía, y a impulsar una integración económica y de defensa de los recursos naturales.

"Tenemos hoy una oportunidad como nunca antes hemos tenido en nuestra historia", afirmó la mandataria argentina en su discurso de inauguración de la XXXV Cumbre del Mercosur, en la ciudad de Tucumán.

"Si para nosotros la integración antes fue un desafío, ahora es una necesidad de carácter estratégico no solo de crecimiento, sino de defensa de nuestros recursos naturales", agregó.

La gobernante argentina abordó en su discurso dos de los temas que más afectan a los países de la región: las subidas de los alimentos y la energía.

"La situación actual de precios de alimentos y energía coloca a la región frente a una oportunidad inédita si sabemos aprovecharla en términos de solidaridad e integración regional", aseveró.

Para Fernández, la carrera desbocada de los precios del crudo y los alimentos demuestra que la "economía de casino comienza a trasladarse al mundo de los alimentos".

"Los señores de la timba (juego de apostadores) financiera han pasado a la timba de los alimentos", denunció.

"Antes esas consecuencias la pagaban las macroeconomías, hoy lo van a pagar los hombres de carne y hueso por el precio del pan, de la carne, de la leche", lamentó la presidenta, que dijo sentirse indignada con las teorías que atribuyen el aumento del precio de los alimentos al incremento de la demanda de países en desarrollo.

"Me causa una sensación entre la indignación y la risa porque pareciera ser que mucha gente que antes no comía o lo hacía mal ahora come decente y dignamente, y eso se convierte en un problema", apuntó.

"En realidad, todos sabemos que uno de los problemas claves que estamos teniendo en materia de alimentos es esta suerte de especulación que ahora se ha volcado en activos más seguros que los de un banco", insistió.

"Nos debemos una discusión seria" sobre estos temas, indicó Fernández, que reclamó también una reflexión sobre la postura del bloque en la ronda de Doha, de cuyas conclusiones dependerá el avance de las estancadas negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

La negociación "debe ser especialmente de intereses y de contabilizar y de contar: que es lo que se nos pide a nosotros que demos y que es lo que nos dan a cambio", aseveró.