Archivo de Público
Miércoles, 2 de Julio de 2008

Los euskaldunes, como extranjeros en su tierra

 

 

GUILLERMO MALAINA ·02/07/2008 - 00:00h

Cualquiera que viva en el País Vasco y Navarra sabe que hablando en castellano se puede realizar cualquier gestión en la Administración sin el menor problema. Porque al otro lado de la ventanilla todos conocen el idioma.

La vida cotidiana es mucho más complicada para los euskaldunes (vascoparlantes) que desean vivir en euskara con absoluta normalidad, pues ni siquiera las instituciones públicas les garantizan siempre el derecho de poder expresarse en euskara.

Se trata de una carencia que se percibe en el día a día, especialmente en aquellas comarcas donde el porcentaje de ciudadanos vascoparlantes es menor. Ni siquiera en las zonas provistas de mayores servicios públicos por concentrar la mayor parte de la población del territorio, como es el caso del Bilbao metropolitano en Vizcaya o Vitoria en Álava, el vascoparlante puede recibir siempre servicios en euskara al dirigirse al ayuntamiento, al médico, a la Ertzaintza, al juzgado... La normalización lingüística sigue siendo una asignatura pendiente 30 años después de la aprobación del Estatuto. Según recogía el artículo 6.2, las instituciones deberán garantizar el uso de las dos lenguas euskara y español.

La mayor parte de los vascoparlantes asumen esta desigualdad con resignación, pero hay quienes se quejan. A lo largo de 2007, el Gobierno vasco recibió 200 quejas de ciudadanos por no haberse podido expresar en euskara en distintas administraciones públicas. Las denuncias en el caso del castellano se redujeron a seis.

Precisamente, el Ejecutivo vasco aprobó ayer otro plan de normalización del uso del euskara en la administración para el periodo 2008-2012. También dio luz verde a un decreto dirigido a regular el uso de la lengua vasca en los comercios en un plazo de cuatro años.

LAS CIFRAS

1.121
> DENUNCIAS EN 2007
El Observatorio de Derechos Lingüísticos (Behatokia) elaboró un informe paralelo al del Gobierno vasco. En 2007, recibió 1.121 quejas de ciudadanos que no habían podido expresarse en euskara en Euskadi, Navarra y el País Vasco francés.

39%
> EN NAVARRA
Casi cuatro de cada diez personas que comunicaron su queja a Behatokia eran de Navarra, donde el Gobierno de UPN ha recibido muchas críticas por su falta de apoyo al euskara.

649
> QUEJAS A LAS INSTITUCIONES
De las 1.121 quejas, 649 fueron contra la Administración: las instituciones del Estado tuvieron 109, el Gobierno vasco 129 y el Gobierno navarro 130. El resto correspondieron a diputaciones y, sobre todo, consistorios (222). 

Noticias Relacionadas