Archivo de Público
Martes, 1 de Julio de 2008

Los limones, el pollo y los huevos se encarecen

El precio de los alimentos se cuadruplica hasta llegar al consumidor

ANA REQUENA AGUILAR ·01/07/2008 - 22:58h

El Ministerio de Industria dio a conocer ayer los precios de venta al público de los alimentos durante el mes de junio. Limones, anchoas y acelgas son los que más han subido en el último mes, mientras que comprar pimientos, plátanos o chocolate ha resultado más barato. Estos precios ya reflejan el impacto de la huelga de transportistas del pasado mes.

Los limones son el producto que más ha aumentado de precio en junio, concretamente un 12%, pero también en los últimos doce meses: su variación con respecto al año pasado es del 63%. Productos como la carne de pollo o los huevos han subido este mes un 0,30% y 0,56% respectivamente, pero su variación interanual se sitúa entre las más altas, por encima del 11%. La subida de las manzanas en el último año llega al 6% y la de las naranjas supera el 18%.

Otros precios suben en junio, pero descienden con respecto al año anterior. Es el caso de las cebollas, que aumentaron un 2% en junio, pero cuya variación interanual se sitúa en -11,91%.

También hay bajadas de precios significativas. Los pimientos verdes bajaron un 10% en el último mes y su tasa interanual es de -6%. El precio de los plátanos descendió un 2,6%, sin embargo su diferencia con el año anterior es del 7,8%. Lo mismo sucede con el chocolate, que bajó un 3% en junio, pero que es un 8,3% más caro que el año anterior.

La variación interanual del azúcar bajó un 1,2% y la de las judías verdes un 1,3%. Patatas tomates y aceite de oliva también cuestan menos que el año anterior. Más caro para el consumidorPor su parte, la organización agraria COAG y las asociaciones de consumidores UCE y Ceaccu hicieron públicos ayer los datos del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), que muestran que el precio de los alimentos se cuadruplica desde el
origen hasta llegar al consumidor final.

El producto con mayor diferencia entre origen y consumidor son las aceitunas, que multiplican su precio por 8,3. El aceite de oliva se multiplica por 1,6. Los tomates son seis veces más caros para el consumidor y el pollo se paga 2,3 veces más. Zanahorias y cebollas multiplican su precio por encima del 3%.

Otros productos con mucha diferencia entre su precio en origen y el que paga el consumidor final son el cerdo, el plátano y la ternera.
Agricultores y consumidores presentarán una proposición no de ley para que el Congreso busque soluciones a estos márgenes
comerciales.