Archivo de Público
Martes, 1 de Julio de 2008

Funcionarios chinos falsearon una foto de un tigre en extinción

Pekín debe ahora controlar los intentos de falsificar la existencia de animales en peligro

ANDREA RODÉS ·01/07/2008 - 21:30h

AFP - Un policía muestra la falsa fotografía.

Si hay una palabra que los extranjeros aprenden rápido al llegar a China es jiade, falso. Por si el problema de las falsificaciones de productos de marca no fuera suficiente, Pekín debe ahora controlar los intentos de falsificar la existencia de animales en peligro de extinción. El Gobierno chino acaba de expulsar a un grupo de 13 funcionarios locales de la provincia de Shaanxi y ha arrestado a un individuo por difundir una fotografía falsa de un ejemplar en libertad del tigre del Sur de China, una especie considerada en extinción.

Las fotografías aparecieron publicadas en octubre en diversos medios chinos y enseguida levantaron la polémica. Los científicos denunciaron que imposible que un tigre salvaje apareciera de forma tan relajada frente a la cámara. El tigre falso enseguida recibió el apodo de tigre de papel de Zhou, en referencia al apellido del hombre que realizó el montaje. Zhou Zhenlong, campesino de Shaanxi, detenido el pasado domingo, reconoció haber recibido 20.000 yuanes (unos 2.000 euros) por recortar la imagen de un tigre de papel y engancharla sobre un fondo estampado con una selva.

Los impulsores de la farsa fueron dos altos funcionarios del departamento de Conservación de Shaanxi. Según la organización WWF, hace más de 25 años que no ha podido verse un tigre del Sur de China en libertad. La noticia del arresto de Zhou y la expulsión de los funcionarios fue portada en la mayoría de diarios del país. En China, los casos de corrupción convertidos en escándalos públicos suelen acabar con severos castigos a los funcionarios.