Archivo de Público
Martes, 1 de Julio de 2008

Feliciano, dispuesto a hacer historia en Wimbledon

El tenista español se coló en cuartos tras un final de partido agónico contra Baghdatis. Este miércoles se enfrenta a Safin, pero pocos apuestan por él

EFE ·01/07/2008 - 18:55h

Llegan los cuartos de final y comienza el espectáculo definitivo. Es probable que Rafa Nadal y hasta Roger Federer suden más de la cuenta para sacar adelante sus partidos de cuartos o semifinales. En el caso de Feliciano López el espectáculo simplemente continúa. Y lo hará ya en la Pista número uno ante otro jugador que no pasa desapercibido, el ruso Marat Safin. Y es que el zurdo español está firmando un torneo que parece más bien el guión inverosímil de una película sobre Wimbledon. Un torneo para el espectador. 

Con su actuación ante Baghdatis en la pista 18, 'Feli' ha firmado hasta ahora el momento del campeonato. Él es el jugador que más veces ha subido a la red en el torneo. Es decir, la esencia de Wimbledon. Hay más: Feliciano es el líder absoluto de los 'cañonros'. Con 93 'aces', encabeza la lista de los mejores sacadores. A mucha distancia se encuentra el croata 'Super Mario' Ancic, con 74.

El español Rafa Nadal, por ejemplo, se encuentra el número 33 de la lista con 29 saques directos. Bien es cierto que el español ha disputado menos sets que López, lo mismo que Federer. Sets que, en el caso de Feliciano, han sido la quintaesencia del espectáculo de la edición de este año. El español se tuvo que ir a las cinco mangas en su partido frente al chipriota Marcos Baghdatis. Famosas son ya las tres bolas de partido que el toledano tuvo que superar y su 'ace' con segundo saque y 30-40 en contra. 


El vago de Feliciano 

Hace sólo un año, "la jefa" de Wimbledon, Martina Navratilova -9 campeonatos a sus espaldas-, decía de Feliciano López que era un jugador con "mucho talento pero vago". El español no anduvo contradiciendo a la estadounidense. 

De aspecto alicaído en la cancha, Feliciano pasó a modo de Mister Hyde el lunes pasado frente a Baghdatis. Pegó un grito poderoso tras salvar el tercer juego de partido del chipriota y se fue a por el partido. ¿Habría salvado las tres bolas de partido el Feliciano de hace años, el mismo que era talentoso pero vago? Complicada pregunta para López, que escogió una sabia respuesta: con los años ha sabido encontrar mejores soluciones. La del lunes pasado fue un segundo saque a más de 200 kilómetros por hora.

Con estas credenciales se enfrenta en los cuartos de final, la misma ronda que alcanzó en la edición del 2005, al ruso Marat Safin, un jugador que también ha recibido sus palos por su actitud en la pista. El ruso ha protagonizado una carrera errática, paralela a su carácter dentro de una cancha. Hay que remontarse al año 2000 para recordar su primer triunfo en un Grand Slam, el Open USA. Finalista en Australia en 2002 y 2004, ganó por fin el Open australiano en el 2005.

En Roland Garros ha llegado a las semifinales pero en la hierba de Londres nunca ha pasado de los cuartos de final. Este año llegó con las pilas cargadas y se deshizo de uno de los favoritos, el serbio Novak Djokovic, en tres sets. Se diría que cómodos: 6-4, 7-6 (3) y 6-2. Luego ha cedido un set en octavos frente al italiano Andreas Seppi y otro con el suizo Stanislas Wawrinka. Como jugador es agresivo, lo cual prácticamente anticipa un gran duelo de cuartos de final a las 13.00 (hora británica) del miércoles en la Pista número uno.

Favorito 

El historial de cada uno dice que Safin debería ganar el partido de manera fácil. El ruso ha ganado 15 títulos de la ATP -por uno de López- y ha llegado a ser número uno del mundo. Feli aún no ha pasado del vigésimo puesto. Sin embargo, el español domina en los enfrentamientos directos 4-1 y, además, tiene mejor récord en Wimbledon que el ruso: 18 partidos ganados y 6 partidos perdidos por 15-8 del jugador de Moscú. Otro dato a su favor: ya le ha ganado en Wimbledon. 

Zurdo contra diestro, ambos jugadores aspiran por primera vez con alcanzar semifinales en Londres. En el caso de Feli, sería el sexto jugador español en alcanzar las semifinales. Y seguiría su espectáculo.