Archivo de Público
Martes, 1 de Julio de 2008

El jefe del Estado Mayor francés dimite por el uso de fuego real en una exhibición

El general Bruno Cuche renuncia dos días después de que el uso de balas reales en un ejercicio causara 17 heridos, entre los que se cuentan cinco niños 

AGENCIAS ·01/07/2008 - 15:34h

EFE / MONEY SHARMA - El general Bruno Cuche en una imagen de archivo.

El jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra de Francia, el general Bruno Cuche, ha presentado su dimisión a Nicolás Sarkozy. La renuncia se produce dos días después de que un soldado disparara con balas reales durante un ejercicio público en Carcasona (suroeste) causando 17 heridos.

El presidente francés aceptó la dimisión del general, indicó el Elíseo al anunciarla en un comunicado:"Este gesto fuerte se produce tras el drama de Carcasona, el domingo pasado. El presidente de la República, tal como lo anunció, sigue con atención las diferentes investigaciones en curso", según el comunicado.

El drama se produjo el domingo durante una presentación pública de un simulacro de de liberación de rehenes en el III Regimiento Paracaidista de Infantería de Marina de Carcasona. El arma de un sargento estaba cargada con balas reales, y no de fogueo.

Un total de 17 personas (incluyendo 5 niños) resultaron heridas, cuatro de ellas de gravedad.

Torpeza y error humano 

La justicia, que investiga los hechos, privilegia un "error humano" por parte del sargento, que sigue bajo arresto y debería ser imputado en breve por heridas involuntarias, según la Fiscalía.

El fiscal de Montpellier (sur), Brice Robin, aseguró que el militar actuó "involuntariamente" por "torpeza" y "de ninguna manera de forma premeditada".

Justo antes de que el Elíseo anunciara la dimisión de Cuche, el ministro de Defensa, Hervé Morin, había pedido "sanciones inmediatas" tras el "dramático accidente".

Sin esperar a conocer los resultados de las investigaciones judiciales y de mando, Morin pidió de forma cautelar sanciones "inmediatas" contra los responsables implicados en las "disfunciones constatadas", ya que hubo faltas "graves" en la utilización de municiones y en la seguridad en la jornada de puertas abiertas.

El ministro, además, ha exigido, también de forma cautelar, que se suspenda toda utilización de municiones de fogueo en exhibicones abiertas al público.

El presidente Sarkozy, que tachó de "aterrador" el drama de Carcasona y denunció los fallos, visitó ayer a los heridos hospitalzados.