Sábado, 3 de Noviembre de 2007

Madrid y País Vasco, las comunidades más competitivas entre 2000 y 2005

EFE ·03/11/2007 - 10:01h

EFE - Fotografía de archivo de un trabajador regando con una manguera los contenedores.

Las comunidades autónomas de Madrid y el País Vasco fueron las regiones más competitivas entre los años 2000 y 2005, mientras que en el extremo opuesto se situaron Extremadura, Murcia y Galicia, según se desprende de un informe publicado por "Papeles de Economía Española".

Según el estudio elaborado por el catedrático de Economía José Villaverde Castro, la existencia de importantes disparidades regionales constituye, junto a otras no menos relevantes, una de las características básicas de la economía española.

Asimismo el PIB per cápita es la magnitud que se emplea para medir el nivel de desarrollo de una sociedad, y por tanto, su grado de éxito en el terreno económico.

Teniendo en cuenta esto, el informe destaca que sobre una media nacional igual a cien, Madrid alcanza un valor de 126,9 y Extremadura de 79,4, lo que, a su juicio, "no significa exactamente que Madrid sea casi un cincuenta por cien más competitiva que Extremadura", aunque sí supone que "las diferencias en el grado de competitividad entre ambas regiones son notables".

En el estudio se realizan diversos ejercicios consistentes en extraer algunos de los indicadores y sustituirlos por otros.

De esta manera, si por ejemplo se retira la variable de productividad del trabajo y se sustituye por la productividad total de los factores, los resultados también arrojan que Madrid y País Vasco ocupan una posición puntera, entre los años 2000 y 2005, mientras que Galicia mejora su posición a lo largo del tiempo, y Cantabria es la que, en sentido opuesto, más ha empeorado la suya.

Asimismo, con la introducción de una variable distinta, Baleares y Castilla-La Mancha son las comunidades que ocupan las últimas posiciones, en lugar de Extremadura y Murcia.

El trabajo hace referencia a los principales factores determinantes del grado de competitividad, y que incluyen la productividad laboral, la tasa de empleo y actividad, la productividad total de los factores, el capital físico y humano, el grado de penetración de las nuevas tecnologías y el empleo y gasto en actividades de I+D.