Archivo de Público
Martes, 1 de Julio de 2008

¿Qué fue de la canción protesta?

Hoy se cumplen cinco años de la muerte de Chicho Sánchez Ferlosio

PATRICIA GODES ·01/07/2008 - 08:03h

Hace hoy cinco años, fallecía Chicho Sánchez Ferlosio (1940-2003), músico callejero, filósofo e incansable luchador contra la estupidez humana que tantas injusticias ha propiciado y tanta sangre ha hecho correr.

"Fue una de las personas más inteligentes y bondadosas que he conocido", recuerda el cantautor del Bierzo Amancio Prada, amigo de Chicho. "Era elegante en su desaliño, educado y generoso, dulcemente ácrata y benevolente al querer encontrar el bien, la bondad y el placer".

Carlos Tena, crítico musical que disfruta de su exilio cultural en Cuba, también tuvo el privilegio de conocerle. "Un perfecto continuador de la juglaresca española del siglo XVIII, dentro del estilo de la picaresca, la heterodoxia, el nomadismo y la irreverencia. Un maravilloso fabricante de coplas castellanas". Sus canciones, insólitas y únicas, "han sido fuente donde bebieron Krahe o Sabina".

Dotado de un intelecto brillante, Chicho nunca comulgó con el franquismo. Militó en el comunismo, simpatizó con los ácratas, vivió como un bohemio y compuso canciones contra la dictadura que, en parte por miedo a las represalias y en parte convencido de que la música ha de circular sin intermediarios mercantilistas, no las firmó ni las inscribió en ningún registro.

"Algunas se hicieron muy populares en los 60 y la gente las cantaba pensando que eran anónimas", dice Amancio. "No puede aspirar un autor a mayor gloria".

El guitarrista y compositor Ramon Godes, ex Malevaje y fundador del Quinteto Músicos Libres, tenía sólo 13 años cuando, en los 70, un compañero del instituto le enseñó a tocar Gallo rojo, gallo negro y La canción de Grimau.

En 1982, el joven cineasta Enrique Gabriel viajó a Mallorca con Fernando Trueba para rodar Mientras el cuerpo aguante, un filme sobre un personaje extraño y atractivo que vive en Soller y se gana la vida cantando en las terrazas y cafés.

"Viniendo de una familia del sistema, Chicho se autoexcluyó haciendo una revolución unipersonal pero conservando su riqueza intelectual". El equipo pasó 15 días siguiendo a Chicho en su casa, en la playa, cantando para los turistas, visitando su cultivo de marihuana. "Trabajábamos sin guión, siguiendo el río de la inspiración de Chicho".

Los nuevos cantantes

Su recuerdo y su testimonio musical contra la opresión y la injusticia abre la puerta a la pregunta ¿Existe todavía la canción protesta? ¿A qué se dedican los cantantes en estos tiempos de descontento? "Existe una nueva generación de cantautores muy maduros que mezclan influencias y combinan letras comprometidas con músicas muy buenas", dice José Miguel López, director de Discópolis, de Radio3. "Jesús Garriga, por ejemplo, es un monstruo, un musicazo con unas reivindicaciones y una letras interesantísimas".

"La nova cançó catalana lideró la canción contra la dictadura. Muchos de los líderes siguen activos: Raimon, Maria del Mar Bonet, Lluis Llach...", dice Lluis Puig, director artístico del Mercat de Vic, promotor de conciertos y mánager barcelonés.

"Las nuevas generaciones de cantautores catalanes se expresan con toda naturalidad en catalán, castellano o inglés y ofrecen mucha calidad". Lluis nos da la buena noticia de que se han incorporado muchas mujeres y nos recomienda a la valenciana Clara Andrés. "Exquisita". Pero los trovadores del siglo XXI son los raperos: "Los hiphoperos retoman el espíritu irredento de los cantautores antifranquistas", corrobora José Miguel.

"La nova cançó catalana lideró la canción contra la dictadura"

El rap comenzó en discotecas y clubes para animar a los bailarines. "En algún momento se dieron cuenta de que podían usarlo para expresarse", dice Dobleache, director de la revista Hip Hop Nation.

Nach, El Chojín, Tote King, Violadores del Verso, Falsalarma, Dúo Kie o Haze son los raperos españoles que hacen más hincapié en los problemas sociales. Drogas, ecología, maltrato... "Muchos no son conscientes de la fuerte carga de sus letras: el hecho de que hablen de buscarse la vida en la esquina o de trapicheos con drogas ya es una denuncia".

Xhelazz, Praxiz, Chirie Vegas, Kunta K, Le Flaco, Darmo, Spanish Fly y un veterano poco conocido, Corazón Crudo, son sus recomendados.

Para Mariano García, director de Rockservatorio FM, rock y radical son sinónimos. "Los textos suelen reflejar la realidad: estamos hartos de esto y de lo otro, del jefe, de los políticos...". El rock español comenzó en los últimos años de dictadura en una época en la que la guitarra eléctrica y el pelo larga significaban contestación.

A mediados de los 80, surgió el rock radical de Barricada, Los Suaves o La Polla, música contestataria, sencilla y vehemente. "Todos siguen en activo" informa Mariano. "Evaristo (Páramos, líder de La Polla) con su último grupo Gatillazo, Reincidentes, actuando, grabando, tocando en festivales... Es muy sencillo: la gente joven está en el taller, oye una canción, le gusta y el rock se convierte en una forma de vida".