Viernes, 2 de Noviembre de 2007

Acebes guarda ahora silencio sobre el 11-M

El secretario general del PP y ministro del Interior cuando se produjeron los atentados del 11-M, no comenta la sentencia

D. MIRÓ/L. CALVO ·02/11/2007 - 23:55h

Ángel Acebes, secretario general del PP y ministro del Interior cuando se produjeron los atentados del 11-M, se negó ayer a comentar la sentencia durante las jornadas preparatorias del programa electoral que celebra el partido en Barcelona. El ex ministro de Aznar se mostró evasivo ante las preguntas y optó por esperar fuera del recinto a que
comenzaran las reuniones a puerta cerrada.

Acebes es uno de los pocos líderesdel PP que aún no han valorado el fallo que descarta las conexiones de ETA con la masacre. Su silencio cobra además especial relevancia ya que fue el miembro del Ejecutivo Aznar que más se implicó en defender la autoría de ETA.

La reticencias a hablar del secretario general del PP provocaron ayer las reacciones del PSOE. El portavoz socialista de la Comisión de Interior, Antonio Hernando, se preguntaba "de quién se esconde" el secretario general del PP para que siga "guardando silencio" acerca de la sentencia. "Han pasado 48 horas y todavía no sabemos si acata o no acata el
fallo", destacó.

Sirera desautoriza a Nebrera
No fue la única polémica que la sentencia del 11-M provocó en la jornadas. La mañana ya había empezó agitada en las filas del PP catalán. Sus líderes no se podían creer lo que veían: la diputada estrella, Montserrat Nebrera, firmaba una carta a Mariano Rajoy en El Periódico de Catalunya donde afirmaba "que la puerta que nos une con algún pasado debe cerrarse", en relación a todo el proceso del 11-M. Y recomendaba a Rajoy "soltar lastre". Nadie había sido informado del artículo, publicado justo el día que el PP catalán ejercía de anfitrión de sus compañeros del resto de España. En su comparecencia ante los medios, el líder del PP catalán, Daniel Sirera, no se anduvo con medias tintas: "Esa opinión no representa al PP de Catalunya, que apoya al 100% lo dicho por Mariano Rajoy". Sobre la actitud de la diputada, Sirera se mostró dolido: "En este partido cualquier opinión es legítima pero tiene que expresarse en los órganos internos. El presidente del PP catalán afirmó que "no es aceptable" que alguien que forma parte del comité ejecutivo del partido opine a través de un artículo en la prensa si no es que busca un "protagonismo mediático que no es el que necesita el PP".

No se hablaron
Lo cierto es que antes de esa declaración Sirera y Nebrera habían compartido espacio, pero en ningún momento se hablaron. A preguntas de los periodistas, Nebrera insistía en que "nadie le había dicho nada" y que era difícil "no estar de acuerdo con ella". En un momento de la mañana, el diputado Jorge Fernández pasó por su lado y la felicitó por el artículo. Quien más interesado se mostró fue el diputado navarro Jaime Ignacio del Burgo, que estuvo departiendo con ella. En general, la
reacción de los dirigentes del PP estatal era de estupefacción. No sorprendió tanto el artículo del diputado del PP Jesús López-Medel en el mismo periódico, porque ya se había mostrado abiertamente en contra de la guerra de Irak y de la conspiración.