Archivo de Público
Viernes, 2 de Noviembre de 2007

Sube el consumo de heroína y tranquilizantes entre escolares

PÚBLICO.ES ·02/11/2007 - 22:43h

Un alijo de 600 kilogramos de hachís. EFE.

Los escolares madrileños consumen menos droga que hace dos años y que el resto de los españoles. Pero alarma el incremento en ingesta de heroína (0,3%), tranquilizantes (2,6%), drogas de diseño (1,4%), alucinógenos (1%) y anfetaminas (1%), según la Encuesta Escolar de Consumo de Drogas de 2006.

A pesar de que ha bajado el consumo de la mayoría de estupefacientes, la cifra de chavales de 14 a 18 años que las toman habitualmente es aún alta: el 52,3% bebe alcohol, el 29,7% fuma tabaco, el 20,4% cannabis y el 1,7%, cocaína. La buena noticia, que los jóvenes beben menos que en 2004 (once puntos porcentuales), han reducido el número de cigarros diarios, de 7 a 5,6, y consumen menos cannabis (seis puntos), explicó ayer la viceconsejera de Sanidad, Belén Prado. La ingesta de cocaína se ha reducido a la mitad ya que en 2004 la había tomado un 3,4%.

Inicio a los 14 años


La edad de inicio es temprana y se mantiene: comienzan a beber a los 13,7 años; a fumar tabaco, a los 13,2, y porros a los 14, 5 años. La cocaína se toma por primera vez a los 15,3 años. Llama la atención que todos los cocainómanos son también bebedores.La iniciación en las drogas choca con el aumento de percepción de riesgo de su consumo entre los alumnos. El 98 % ve problemas en la ingesta habitual de cocaína, alucinógenos, heroína, éxtasis o anfetaminas. El peligro del tabaco y el cannabis lo percibe el 90 % de los 3.055 encuestados de 71 centros escolares.

Los bares son los lugares favoritos de los escolares para drogarse. Lo hacen, según la encuenta, para integrarse en el grupo y choca que a muy pocos les gusta el sabor del alchohol, por ejemplo. Aunque llama la atención que un 11,5% consume drogas para olvidar problemas. De hecho, ha subido la ingesta de tranquilizantes del 2,4 % registrado en 2004 al 2,6 % en 2006.

La paga para sus gastos es de 24,13 euros semanales de media a los 14 años y 58,88 euros, los de 18 años. Pero han de apurar, porque en el caso de los más pequeños deben volver a casa a medianoche cuando salen, mientras los de 18 años tienen hasta las cuatro de la mañana. Uno de cada tres alumnos sale dos o más veces a la semana.