Lunes, 5 de Noviembre de 2007

"Esto no es un reality al uso"

El ex míster España se embarca en el nuevo proyecto de Antena 3, ‘Esta casa era una ruina’

JAVIER SALAS ·05/11/2007 - 19:00h

Jorge Fernández y sus colaboradores. PÚBLICO

“Mi Ruleta es mi Ruleta; es intocable para mí”. Así se expresa Jorge Fernández cada vez que se le pregunta por el nuevo programa que estrena en Antena 3 el lunes 5 de noviembre, Esta casa era una ruina. El ex míster España seguirá presentando, obviamente, su querida Ruleta de la fortuna, pero está completamente comprometido con el éxito de su nueva apuesta, la que asegura que se “merece triunfar”.


¿Por qué este nuevo reto?
Llevaba un tiempo buscando hacer un prime-time que me apeteciera. Este me convenció. En él, se ayuda a familias con muchos problemas, problemas de verdad, económicos, sociales, médicos… Gente con una vivienda indigna a la que mandamos diez días de vacaciones a algún lugar paradisíaco mientras les concedemos esa segunda oportunidad que todo el mundo se merece, en forma de una nueva casa.


¿Hacéis un seguimiento?, ¿comprobais si estas familias aprovechan esa segunda oportunidad realmente?
No, no. Allá cada cual... De todas maneras, a esa gente se la ve tan necesitada, y su respuesta es tan efusiva y entusiasta, que no me cabe la menor duda de que harán lo imposible por aprovecharla.


¿Crees que estáis aprovechando el morbo de los necesitados?
Os vais a dar cuenta de que no. Te lo digo porque, para empezar, cuando andaba buscando un programa en prime-time, buscaba uno que no tuviera ni un mínimo de morbo. Esto es una labor social, una oportunidad. También es un espectáculo que busca audiencia, está claro, pero hay un trato muy humano y muy limpio. El morbo no cabe, esto no es un reality al uso.


¿Las familias conocen la evolución del arreglo de sus casas desde sus vacaciones?
Tienen contacto con nosotros, sí, generalmente telefónico. Les contamos cosas que no son del todo reales, para que se vayan haciendo una idea que luego les pille por sorpresa. Ahí hay mucho humor, con lo que les enseñamos de la obra. Ellos no saben absolutamente nada más que lo que les mostramos, y esa es la parte muy, muy divertida.


¿Cuántos programas tenéis atados para empezar?
Hemos grabado a cuatro familias. A partir de ahí depende del numerito, ya sabes, de la audiencia. Yo quiero hacer más, muchos más. No sólo por conservar un programa en el prime-time: es más por las familias. Te lo digo con la mano en el corazón: la sensación que percibes después de que reciben su casa, el agradecimiento con las cámaras apagadas, ese abrazo sentido. Son felices y quiero seguir haciendo felices a más familias.


¿Cómo funciona esa ruleta de la fortuna que escoge a las familias que aparecen en el espacio?
El proceso de selección considera muchos factores, pero efectivamente es, más que una ruleta, una lotería. Las obras que hacemos suponen muchos millones. Y las hacemos en sólo diez días, lo que implica un trabajo, un esfuerzo humano detrás que es difícil de entender. A veces, quedaban dos días de plazo y veíamos que no llegábamos. Hemos llegado a pasar 3 días sin dormir o con los obreros trabajando 17 horas seguidas.


Parece que sientes cierto rechazo por el morbo en la televisión.
Rechazo no… cada formato es respetable, pero yo busco otras cosas. La Ruleta es un programa blanco, divertido, en el que no nos metemos con nadie. Y yo, ahora, buscaba algo distinto a eso, mejor si no era en plató. Y este programa era ideal.


¿Tanto?
Es tan especial, de verdad. Es emocionante como no se ha visto en televisión en España en muchos años. Emocionante no como intriga o tensión, sino porque está lleno de emociones que traspasan la pantalla. Es tan humano que de verdad tiene que llegarle a la gente. Tiene que vencer, por la humanidad que desprende, en contraposición con otros espacios que se dedican a machacar o a hacer sangre de los demás. Creo en él al 150%.


Por lo que cuentas vamos a tener que ver el programa con los pañuelos preparados.
Pues sí. Yo he llorado en todos, en todos los programas. Hay muchos momentos emotivos. Pero también hay mucho espacio para reír, te lo puedo asegurar.


Tu querencia por ‘La ruleta de la fortuna’ ¿es por conservadurismo, para poder probar otras cosas pero teniendo siempre tu póliza de seguros bien atada?
¡No te jode! Con la que está cayendo es evidente que no se puede renunciar a un caramelo así, que sigue siendo líder en la franja, no lo dejo ni de coña. La ruleta sí que es una lotería.