Archivo de Público
Viernes, 2 de Noviembre de 2007

El Gobierno dice que la sentencia cierra la puerta de las dudas y reprocha la actitud del PP

EFE ·02/11/2007 - 13:28h

EFE - La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, al inicio de la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado hoy que la sentencia sobre el juicio del 11-M cierra "la puerta de las dudas" y ha criticado la actitud del PP porque, a su juicio, es "poco razonable".

Así se ha expresado De la Vega en una jornada en la que el tribunal que ha juzgado los atentados ha fijado en 900.000 euros la indemnización para los familiares de los 191 fallecidos y para los del GEO Francisco Javier Torronteras, que murió en Leganés, y ha restado cinco años del total de la pena a los autores materiales.

Precisamente los dos autores materiales, Jamal Zougam y Otman El Gnaoui, junto con otros ocho condenados, comenzaron ayer una huelga de hambre como forma de protesta por las penas impuestas por el tribunal, al considerarlas desproporcionadas.

De la Vega ha calificado la sentencia de "histórica", "reparadora" y "esclarecedora" y ha considerado que ha cerrado "la puerta a las dudas", una puerta que "nadie irresponsablemente debería seguir insistiendo en reabrir".

"Basta ya de dudas, de mentiras, de manipulaciones (...). Es hora de seguir el camino trazado: los culpables, a la cárcel, y los ciudadanos, junto con todas las fuerzas políticas, unidos, dando su apoyo a las víctimas", ha proclamado De la Vega, que ha añadido que los hechos probados dejan "meridianamente claro" que los culpables son una célula yihadista.

Asimismo, ha calificado la actitud del PP de "poco razonable" por acusar al Gobierno de utilizar el 11-M para ganar las elecciones y le ha pedido que deje de hacer acusaciones "tan graves".

En este sentido, el diputado del PP en el Congreso Jesús López-Medel y la diputada 'popular' en el Parlament de Cataluña Montserrat Nebrera han pedido a su partido que cierre la puerta que les une al "pasado", en alusión al 11-M, y que acate la sentencia que dictó la Audiencia Nacional.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho que no comprende el interés del PP en discutir sobre Irak, y ha precisado que, si él formara parte de ese partido, "huiría de ese debate como de la peste".

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha pedido a todas las administraciones y "poderes políticos" el "máximo respeto" para el trabajo que ha realizado la justicia en relación con los atentados del 11 de marzo.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, también ha reclamado al PP que "se dedique a acatar la sentencia del 11-M sin matices, por respeto a las víctimas, al Estado de Derecho y a la verdad".

Por su parte, el grupo parlamentario de IU-ICV ha registrado en el Congreso una proposición no de ley que pretende que el Parlamento muestre su respaldo a la "sentencia del 11-M como verdad judicial" y rechace "la llamada teoría de la conspiración".

Una propuesta que el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha tachado de "inoportuna" ya que "no hará otra cosa que volver a dividir a la Cámara en dos posiciones".