Viernes, 2 de Noviembre de 2007

Rabat llama al embajador en Madrid por la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla

EFE ·02/11/2007 - 15:54h

EFE - Imagen de archivo de los reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía.

El Gobierno de Marruecos, por orden del rey Mohamed VI, ha llamado hoy a consulta a su embajador en Madrid debido a su rechazo a la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla, una decisión que se ha conocido minutos después de que el Ejecutivo español calificara las relaciones bilaterales de "extraordinarias".

De esta forma se ha pronunciado la vicepresidenta María Teresa Fernández De la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha destacado que la visita se enmarca dentro de la normalidad institucional y ha mostrado su confianza en que las diferencias puntuales que pueden existir con Marruecos no empañen unos vínculos basados "en un afecto sincero y un respeto mutuo".

Poco después de que De la Vega se pronunciara de esta forma, el Gobierno marroquí, para mostrar su desagrado por la visita de los monarcas a Ceuta y Melilla, que Rabat considera "ciudades ocupadas", hacía pública la intención de retirar a su embajador en Madrid, Omar Azziman, durante un tiempo no precisado.

Tras el anuncio, que el Ejecutivo marroquí atribuye en una nota oficial a "muy altas instrucciones de Su Majestad", el portavoz del Gobierno norteafricano, Jalid Naciri, ha señalado que en este momento "la pelota está en el campo de España".

Además, Naciri ha subrayado que esta decisión se ha tomado tras cerciorarse de que el comunicado difundido ayer por Marruecos, en el que su Ejecutivo lamentaba y rechazaba la visita de los Reyes, "no ha tenido ningún eco en la postura de España".

Por su parte, fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, tras la llamada a consulta del embajador, han descartado que España tenga la intención de adoptar "una medida similar" y han declinado comentar la decisión tomada por Marruecos.

También hoy fuentes del Ejecutivo y del Partido Popular han confirmado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, informó el pasado lunes al líder de la oposición, Mariano Rajoy, de que el reino alauí "no iba a poner problemas" a la visita.

Por parte del PSOE, la secretaria de Relaciones Internacionales del partido, Elena Valenciano, ha coincidido con el Ejecutivo al situar el viaje de don Juan Carlos y doña Sofía dentro de la "absoluta normalidad institucional", aunque ha recordado que "las decisiones sobre las visitas oficiales de los Reyes a las ciudades españolas se deciden en España".

El secretario general del PP, Ángel Acebes, ha expresado desde Barcelona su respaldo a la visita de los Reyes a dos ciudades "tan españolas" y ha compartido su "satisfacción" porque ésta se produzca.

El líder de IU, Gaspar Llamazares, durante una rueda de prensa en el Congreso, ha considerado que la inclusión de Ceuta y Melilla en la agenda de los Reyes "no debería asombrar, ni provocar ningún tipo de reacción del Gobierno marroquí", tras lo que ha añadido que se trata de un hecho "lógico y natural".

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha subrayado que el rechazo de Marruecos "no va a nublar" la visita de los Reyes, y ha resaltado que no es el momento de replicar o realizar declaraciones "muy altisonantes", como, a su juicio, ha hecho Marruecos.