Archivo de Público
Domingo, 29 de Junio de 2008

Freno al envejecimiento prematuro

Investigadores españoles desarrollan el primer tratamiento efectivo contra el síndrome de Hutchinson-Gilford, que causa envejecimiento temprano

ANTONIO GONZÁLEZ ·29/06/2008 - 19:00h

Un niño afectado por el síndrome de Hutchinson-Gilford.

La progeria o síndrome de Hutchinson-Gilford es una de las enfermedades raras más dramáticas. Los pacientes son niños que empiezan a envejecer sin remedio a partir de los dos o tres años y acaban falleciendo al llegar a la adolescencia convertidos en ancianos.

Hasta ahora, no había ningún tratamiento para abordar esta enfermedad, pero esta situación podría cambiar en breve tras el desarrollo de un tratamiento que ha demostrado ser efectivo en ratones, consiguiendo alargar en un 80% la longevidad.

Este tratamiento, al que la revista Nature Medicine dedica este lunes su portada, cuenta con la ventaja de que podrá empezar a probarse en seres humanos de inmediato, ya que se basa en la combinación de dos fármacos que ya se utilizan en la práctica clínica, las estatinas, utilizadas contra la enfermedad cardiovascular, y los bisfosfonatos, medicamentos útiles contra la osteoporosis.

Este logro, útil también contra otros síndromes de envejecimiento prematuro, ha sido posible gracias al trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad de Oviedo dirigidos por el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Carlos López-Otín, con la colaboración de científicos de la Universidad de Marsella.

Según López-Otín, el tratamiento, desarrollado mediante estrategias de modificación genética, “no implica que se vaya a curar la enfermedad, que no desaparece”, pero sí atenuarla y alargar la supervivencia de los afectados “para que al menos puedan atravesar la adolescencia” y tener “un poco más de esperanza”.

Por otro lado, el investigador señaló a Público que este trabajo permitirá también entender algunos mecanismos moleculares que subyacen en el proceso de envejecimiento normal.