Archivo de Público
Viernes, 2 de Noviembre de 2007

División entre la prensa y los políticos sobre la dimisión de Ian Blair, jefe Scotland Yard

Los tabloides británicos buscan la cabeza de Blair mientras sus compañeros de partido cierran filas en su defensa

EFE ·02/11/2007 - 18:26h

El comisario jefe de Scotland Yard, Ian Blair. EFE/ANDY RAIN

La prensa inglesa pide la dimisión del comisario jefe de Scotland Yard. Opinan queIan Blair debería renunciar al cargo como responsable último de la acción de los agentes que abatieron a balazos a Jean Charles de Menezes al confundirle con un terrorista.

La clase política no se muestra tan unánime y mientras muchos son los que piden la cabeza de Blair, otros como el alcalde de Londres, Ken Livingstone, salen en su defensa. 

El vespertino Evening Standard ha sido el último tabloide en sumarse al ataque: "Sir Ian debería hacer lo único honorable", titula su comentario. En él vaticina que los días de Blair al frente de la Policía Metropolitana "están contados", según creen algunas personas próximas a él.

Ian Blair tiene "el apoyo de la ministra del Interior y del primer ministro, además del alcalde de Londres, pero las declaraciones de apoyo entre los miembros del Gobierno son más bien pro forma y no responden a sentimientos auténticos", agrega la comentarista, Anne Mcelvoy.

Las presiones de la oposición encabezadas por David Dais y el  aspirante a la dirección liberal-demócrata Nick Negg "harán mucho más difícil que Sir Ian siga en su puesto".

También cree que habrá dificultades desde el mismo ejecutivo del actual primer ministro Gordon Brown. La columnista afirma que "siempre ha visto en Sir Ian a una figura de la era de Tony Blair (anterior jefe de Gobierno), a la que quieren despachar a la historia".

Qué ha sido de la asunción de responsabilidades

Por su parte, el diario The Guardian publica un comentario de la directora de la organización de defensa de los derechos civiles, Liberty, Shami Chakrabarti, en la que se pregunta qué ha sido de la asunción de responsabilidades.

Opina que el veredicto del jueves, condenatorio de la Policía Metropolitana, equivale a no mucho más que una simple "multa" que deberán pagar los contribuyentes. El derecho a un juicio justo de la Policía Metropolitana "es sólo una excusa para no revelar qué es lo que falló" en la operación.

"Sir Ian Blair nos ha asegurado que planea seguir en su puesto a pesar de los llamamientos a que dimita que le han hecho ambos partidos de la oposición", señala Chakrabarti, según la cual "con o sin responsabilidad personal, aunque lo olviden muchos políticos, no es un deshonor asumir la responsabilidad en nombre de nuestros colegas y saber partir".

Defensores entre la clase política 

El alcalde de Londres lanzó su defensa en la emisora Radio 4 de la BBC. Para Ken Livingstone,  el dictamen del tribunal de Old Bailey puede  dificultar la labor de las fuerzas del orden.

El veredicto consideró culpable a Scotland Yard por incumplir la ley de Seguridad e Higiene en el trabajo, que obliga a velar por la seguridad incluso de quienes no son sus empleados.

Los agentes pueden empezar a temer a los tribunales cuando persigan a un terrorista, anticipa Livingstone. "Al final, los errores siempre ocurrirán en situaciones así. Lo mejor que uno puede hacer es tratar de minimizar en lo posible un eventual riesgo".

Esta voz se une a la de otros políticos como el primer ministro, Gordon Brown, que ya ha mostrado su respaldo a Ian Blair.

Pese a todo, el comisario jefe negó ayer que fuese a dimitir y afirmó que el caso no aportaba ninguna prueba de que la policía metropolitana incurra en fallos sistemáticos.

El 22 de julio de 2005, la Policía confundió a Menezes con Hussain Osman, uno de los terroristas que el día anterior trataron de atentar contra la red de transporte de Londres. La Justicia falló el jueves 1 de noviembre contra la actuación de Scotland Yard.