Archivo de Público
Viernes, 2 de Noviembre de 2007

Koeman dice que hay que buscar equilibrio entre diversión y resultados

EFE ·02/11/2007 - 17:20h

EFE - El entrenador holandés Ronald Koeman, junto con el presidente del Valencia, Juan Bautista Soler (d), durante su presentación como nuevo técnico del equipo levantino, con el que ha firmado un contrato hasta el año 2010.

El técnico holandés Ronald Koeman, presentado hoy como entrenador del Valencia, aseguró que cuando comience a trabajar con su nueva plantilla sabrá las necesidades que tiene pero aseguró que su objetivo es divertir a una "exigente afición" y conseguir buenos resultados.

"No me gusta hablar de sistemas de juego. El Valencia tiene jugadores de calidad y el que tenga una afición exigente no es un problemas. Hay que buscar el equilibrio entre divertir al público y los resultados", destacó el ex futbolista del Barcelona, entre otros equipos, que ha firmado con el Valencia hasta junio de 2010.

Koeman, cuyo palmarés como técnico incluye tres ligas y una copa holandesa, además de una Supercopa en Holanda y otra en Portugal, considera que "todavía es pronto" para hablar del sistema que utilizará en el Valencia aunque adelantó: "en fútbol se puede ganar con diferentes sistemas y son los jugadores los que los definen".

"A partir del martes se verá la idea que queremos en el Valencia", agregó Koeman, que no verá a su nuevo equipo en el Ono Estadi ante el Mallorca pero que el domingo irá a las instalaciones de Paterna, el lunes dirigirá su primer entrenamiento y el martes se sentará en el banquillo ante el Rosenborg en la Liga de Campeones.

El técnico analizó la situación del Valencia y admitió que tras las derrotas frente a Rosenborg, Sevilla y Real Madrid atraviesa "un momento duro", aunque matizó que para "poder hablar y opinar hay que estar dentro y yo lo conoceré todo bien a partir del lunes".

"Tengo ilusión por poner al Valencia donde debe estar, entre los grandes de España, y para eso necesito la ayuda de todo el equipo, de los medios de comunicación y de la afición", sentenció Koeman, que fue recibido a las puertas de Mestalla por un centenar de aficionados, que le ovacionó y coreó su nombre.

El nuevo entrenador valencianista comentó que la operación de su fichaje había sido "muy rápida" y reconoció que desde el miércoles tiene "en la cabeza al Valencia y a sus jugadores".

"De fichajes no me gusta hablar porque hay jugadores de calidad y creo que son suficientes por el momento. Para hablar de necesidades tendrá que pasar un tiempo", indicó Koeman, que se refirió al centrocampista portugués del Valencia Manuel Fernandes, al que tuvo bajo sus órdenes una temporada en el Benfica.

"Tiene mucho talento y aún está por explotar pero el Valencia tiene otros muchos jugadores de calidad y para mí es un reto bonito poder entrenarlos", aseguró.

Koeman reconoció que entrenar al Valencia es la "oportunidad que esperaba para entrenar a un 'grande' en España", una idea que admitió que siempre ha tenido en la cabeza. "He tenido mi oportunidad y estoy muy contento", apostilló.

Además, el ya entrenador del Valencia, admitió que la situación del Valencia en la Liga de Campeones es delicada y que aunque el partido ante el Mallorca es importante, considera crucial el encuentro frente al Rosenborg y por eso se sentará el próximo martes en el banquillo de Mestalla.

"La situación en la Liga de Campeones es difícil y por eso voy a estar. Se han disputado tres jornadas y ahora vienen dos partidos en casa y para que todo esté en nuestras manos, hay que ganar los dos", sentenció.

El preparador holandés considera que todavía resta mucha Liga por delante y que el Valencia debe ser "uno de los equipos que luche por estar arriba".

"El campeonato es muy largo, sólo llevamos diez partidos y eso quiere decir que faltan 28 y son muchos puntos. Siete puntos es poca diferencia", concluyó Koeman, que recibió una camiseta con su nombre por parte del presidente del club, Juan Soler, y finalizó su discurso inicial con un "¡Amunt, Valencia!" (¡Arriba, Valencia!).

A la multitudinaria presentación en el Palco VIP de Mestalla asistieron la esposa y el padre de Koeman, así como varios consejeros del club, y el director deportivo del Valencia, Miguel Angel Ruiz, además de Tony Bruins, que será ayudante del holandés en el club.