Viernes, 2 de Noviembre de 2007

Rice dice que EEUU considera al PKK una amenaza y actuará en su contra

EFE ·02/11/2007 - 10:33h

EFE - La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, (i) posa junto al primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan (d) antes de su reunión en Ankara, Turquía, hoy viernes 2 de noviembre. Rice viajó a Turquía para intentar que Ankara abandone cualquier intento de avance militar en la zona norte de Irak. La secretaria de Estado pedirá a Turquía que no usen la fuerza contra los separatistas kurdos que han lanzado ataques contra Turquía desde el lado iraquí de la frontera.

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, manifestó hoy en Ankara que EEUU considera a los rebeldes del PKK kurdo en el norte de Irak como una "amenaza" y anunció que Washington iniciará una "acción importante" en su contra.

En una rueda de prensa tras entrevistarse con miembros del Gobierno turco, la responsable de la diplomacia estadounidense recordó que "la estabilidad en Irak también es muy importante".

Rice dijo que a pesar de que el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) ya existía antes de que EEUU invadiera Irak, Washington ahora tiene "obligaciones".

"Hemos dicho que Irak no será el lugar donde una organización terrorista encuentre cobijo", señaló la secretaria de Estado en un encuentro con la prensa, junto a su homólogo turco Ali Babacan.

Éste dijo que Ankara "espera mucho de EEUU" y aseguró que Washington "jugará un rol crucial en la lucha contra el PKK".

"El deseo político (de luchar contra el PKK) y la posibilidad física de hacerlo se han juntado. Estamos en la fase en la que las palabras han terminado y ha llegado el momento para entrar en acción", advirtió Babacan.

El ejército turco estacionó en los últimos meses a más de 100.000 soldados en la frontera con Irak y se prepara para un operativo transfronterizo para luchar contra las bases del PKK en el norte de Irak.

Ankara acusa al Gobierno de Irak de no hacer lo suficiente para evitar que los guerrilleros del PKK se infiltren en territorio turco para atacar al ejército.

En una emboscada del PKK en el sureste de Turquía murieron hace dos semanas 12 soldados, mientras que otros ocho fueron secuestrados por los rebeldes.

Este incidente fue el desencadenante de la más reciente escalda de la tensión, que podría acabar en un operativo a gran escala del ejército turco, algo que Washington quiere evitar, ya que el norte de Irak es la zona más estable de ese país.

Rice se entrevistó hoy también con el primer ministro Recep Tayyip Erdogan, quien viajará la semana próxima a Washington donde mantendrá una reunión considerada crucial con el presidente George W. Bush.

Por la tarde está previsto una reunión con el presidente Abdullah Gül, antes de partir rumbo a Estambul, donde Rice participa en la cumbre de países vecinos de Irak.

El PKK, que cuenta con entre 3.000 y 5.000 militantes, es considerado tanto por EEUU como por la Unión Europea como un grupo terrorista.