Archivo de Público
Viernes, 2 de Noviembre de 2007

Muere el jefe político de la guerrilla tamil en bombardeo del Ejército

EFE ·02/11/2007 - 10:39h

EFE - Fotografía de archivo del líder político de los guerrilleros Tigres de Liberación de la Patria Tamil (LTTE) de Sri Lanka, S.P. Thamilselvan, durante una rueda de prensa sobre el aplazamiento de las 'negociaciones de paz en Sri Lanka', en Ginebra, Suiza, el 29 de octubre de 2006. El líder de los rebeldes murió hoy durante un ataque aéreo llevado a cabo por el Gobierno, han declarado los rebeldes. Thamilselvan era el líder del ala política de los Tigres y ocupaba una posición importante en la jerarquía del grupo. El LTTE ha anunciado en su página web la muerte de Thamilselvan a las 06:00 am, hora local, hoy, viernes 2 de octubre.

La guerrilla tamil sufrió hoy un duro golpe con la muerte del líder de su brazo político, S.P. Thamilchelvan durante un bombardeo de la aviación gubernamental cuando se encontraba en el norte de Sri Lanka.

Según informó la guerrilla en un comunicado, el jefe político y segundo en la cadena de mando del LTTE (Tigres para la Liberación de la Patria Tamil), falleció junto a cinco colaboradores en la ciudad que sirve como capital rebelde, Kilinochi, mientras celebraban una reunión.

"Con profundo dolor anunciamos al pueblo del Tamil Eelam, a los tamiles de todo el mundo y a la comunidad internacional que a las 06.00 de la mañana de hoy (00.00 GMT), el jefe de la división política de nuestra organización, Brigadier S.P. Thamilchelvan, fue asesinado por las Fuerzas Aéreas de Sri Lanka", señala el comunicado.

En el bombardeo también perdió la vida el teniente coronel Anupumani, alias "Alex", que según el Ministerio ceilanés de Defensa era el jefe de la división de comunicación estratégica de la guerrilla.

Un portavoz de la Fuerza Aérea, Ajantha Silva, precisó en declaraciones a los medios que el ataque fue ejecutado por aparatos Mig 27 sobre un edificio señalado por el Ejército como un punto de reunión de los líderes rebeldes.

Los datos del portavoz coinciden con la versión rebelde, que informó de que Thamilchelvan, nombrado brigadier a título póstumo, se encontraba en la sede general de los dirigentes políticos del LTTE en la norteña Kilinochi.

El fallecido dirigente había participado en operaciones de la guerrilla desde la década de 1980, aunque posteriormente quedó lisiado en un combate y desde entonces trabajó en el ala política del LTTE, al cual representó en las fallidas conversaciones de paz con el Gobierno de octubre de 2006.

"Está claro lo que pretende el Gobierno", declaró el parlamentario Suresh Premachandran, del partido Alianza Nacional Tamil (TNA), cercano a la guerrilla, al reaccionar a la muerte de este líder tamil, y añadió que "el LTTE tendrá que analizar seriamente lo sucedido".

Por su parte el diputado marxista Vijitha Herath, de la formación Janatha Vimukthi Peramuna, declaró por su parte que "era líder de un bárbaro grupo de terroristas que asesinaron a miles de personas. Su muerte es causa de celebración para todo Sri Lanka".

La muerte de Thamilchelvam es un nuevo jalón en la serie de ataques que han golpeado la isla desde marzo, cuando el Gobierno lanzó una ofensiva exitosa en el este del país, de donde expulsó a la guerrilla.

Acostumbrado a los golpes de efecto, el LTTE se apuntó un reciente tanto el pasado 22 de octubre, tras un espectacular ataque contra la base aérea gubernamental de Arunadhapura, en la que 21 comandos destruyeron ocho aeronaves de las Fuerzas Aéreas antes de caer abatidos.

Tras arrebatar a la guerrilla sus bastiones del este del país, el Ejército de Sri Lanka concentra ahora sus esfuerzos en el frente del norte, una zona en la que el LTTE controla el 60 por ciento del territorio y donde está de hecho situado su centro de operaciones, Kilinochi.

En los distritos norteños los combates son constantes, y tanto Ejército como LTTE reivindican la muerte de decenas de combatientes, si bien a menudo falta una confirmación independiente.

El frente propagandístico practicado por ambos bandos llevó al Gobierno a activar el pasado 29 de octubre una legislación de censura para controlar el flujo de información rebelde, aunque dos días más tarde el presidente ceilanés, Mahinda Rajapaksa, dio marcha atrás.

Los tigres tamiles defienden la formación de un estado independiente, el Tamil Eelam, en las zonas en las que su etnia es mayoritaria, aunque esa reivindicación incluye también en teoría áreas del sur de la vecina India.

Los éxitos militares del Gobierno están apoyados por un aumento presupuestario de un 28 por ciento en gastos de Defensa en 2007, con el fin de avanzar en un conflicto que dura ya casi 25 años.

"Es difícil predecir qué ocurrirá ahora. La muerte del segundo mayor dirigente de la guerrilla desmoralizará al LTTE en una gran medida. Pero éste podría recurrir a alguna acción drástica, a tumba abierta", dijo el analista político Thushara Gunaratne a raíz de la muerte del dirigente.

Hasta el momento, unas 65.000 personas han muerto por la guerra en Sri Lanka, donde los tamiles suponen el 18 por ciento de la población.