Archivo de Público
Viernes, 20 de Junio de 2008

Acebes defiende en su adiós los cuatro años de crispación

El ex secretario general se despide en el Congreso de Valencia defendiendo los últimos cuatro años de crispación y dice ante Rajoy que "el PP que ha dirigido es lo centrista y lo moderno"

Aznar desplanta a Rajoy

MARÍA JESÚS GÜEMES ·20/06/2008 - 21:51h


Fue su despedida y su reivindicación. En su adiós, Ángel Acebes realizó un discurso exhaustivo y contundente. Hasta ahora, el ex secretario general del PP se había mantenido en un discreto segundo plano, sin pronunciarse sobre la crisis que ha vivido su formación. Pero ayer, en la inauguración del XVI Congreso Nacional, no desaprovechó la última ocasión que se le brindaba para leerle la cartilla a Mariano Rajoy.

Sin complejos, justificó los años de mayor crispación política que ha vivido España y que el PP azuzó y él protagonizó. Acebes recordó que el PP no había tomado "decisiones fáciles" y que había sido algo necesario porque "el partido que por oportunismo, indecisión o comodidad renuncia a defender sus ideas deja de tener sentido y deja de tener utilidad".

Además, recordó que aunque los conservadores hubiesen perdido las elecciones, habían obtenido los mejores resultados en la historia de la oposición y que el mérito no había sido "porque les cayésemos mejor que Zapatero". Fue porque "se sintieron representados y defendidos por nosotros, porque no nos avergonzamos de nuestras ideas, que son sus ideas; porque denunciamos lo que había que denunciar, apoyamos lo que había que apoyar, y propusimos lo que había que proponer".

"Todo lo ocurrido demuestra que teníamos razón" 

La referencia a los principios del PP sobrevolaban el plenario mientras Rajoy ponía cara de circunstancias. Acebes no le dio tregua: "Todo lo ocurrido en España desde el 9M demuestra que teníamos razón. Razón en el diagnóstico de la situación. Razón en el pronóstico de lo que iba a ocurrir si Zapatero seguía en el Gobierno. Y razón en las soluciones y propuestas que planteamos para una España mejor".

Acebes reclamó que el PP siguiera por la misma senda porque "ibamos en la dirección correcta". Por eso frente a los que piden un giro de estrategia y modernizar el partido, él insistió en persistir y preservar las esencias del PP.

"Quiero un PP fuerte en el centro. Pero teniendo bien claro que el centro no lo marca el PSOE"

Era un recordatorio expreso a María San Gil. Para la dirigente vasca Acebes fue durante estos años su paño de lágrimas. Y por eso mismo él, viendo que no había asistido, no pudo por menos que evocarla: "Nunca podremos agradecer lo suficiente a ese puñado de hombres y mujeres que, con San Gil a la cabeza, llevan años luchando contra viento y marea para que todos y cada uno de los españoles tengamos plena libertad". Y, por si fuera poco, también llevó al plenario la imagen de Regina Otaola izando la bandera de España en lo alto del Ayuntamiento de Lizartza.

En medio del repaso, Acebes le clavó a Rajoy su mayor puñal invocándole la recurrente búsqueda del espacio político. A primera hora del día el jefe de la oposición había explicado su objetivo: "Voy a apostar por un PP unido. De aquí debe salir un partido más abierto que nunca a la sociedad español y un partido de centro ligado a los intereses generales".

Pero Acebes le puso los puntos sobre las íes. "Yo quiero un PP fuerte en el centro. Pero teniendo bien claro que el centro no lo marca el PSOE y menos, si cabe, los nacionalistas", arremetió. Tampoco cree que sea "el punto medio entre la España constitucional y una España confederal que acepta la discriminación y consagra la desigualdad". Su definición es otra:

"La defensa de la convivencia constitucional; trabajar por la igualdad de todos los españoles; garantizar la solidaridad entre territorios; y luchar para que cada día haya más libertad. Eso es lo centrista. Y lo moderno".