Archivo de Público
Viernes, 20 de Junio de 2008

Pereda: "Nosotros éramos las piedras; ellos, las piñas"

Chus Pereda, uno de los pilares de la selección campeona en el 64, cuenta cómo se vivía una Eurocopa en aquella época

JOSÉ MANUEL VALLADARES ·20/06/2008 - 21:06h

MARCAMEDIA - Chus Pereda, junto con Xavi, durante un homenaje organizado a los héroes de la Eurocopa de 1964.

La selección actual tiene a Villa, pero la de 1964 tenía a Pereda.

No diga eso. Aquel éxito fue de todo el equipo. No había unas figuras por encima de otras.

Vamos, no me venga con tópicos. Un gol y una asistencia en la final no es poca cosa.

Claro que me siento orgulloso de haber contribuido a ganar la Eurocopa, pero quién hiciera los goles no tenía importancia.

Por cierto, finalmente se le reconoció el crédito por su asistencia en el gol decisivo.

Sí, en esa época, cuando veíamos las imágenes yo le decía a mi familia que el de la jugada había sido yo, aunque en el vídeo no se veía la acción real.

¿Tenían tanta presión durante la Eurocopa como ocurre con la selección en la actualidad?

La presión ahora es distinta porque los sigue mucha gente. Pero nosotros teníamos un gran compromiso porque jugábamos en casa ante 100 mil personas.

¿La cobertura de la prensa era muy distinta?

Claro. Antes había sólo cuatro medios y ahora hay 400. Tampoco podían estar tantos aficionados siguiendo a la selección.

Es que el fútbol ha cambiado mucho.

Han pasado 44 años. Es lógico que haya cambiado. Ahora hay mucha presión, se cierran más las líneas y los defensas y los mediocampistas tienen que jugar más coordinados.

¿Es más técnico el fútbol de hoy?

Antes había marcas al hombre, mientras que ahora no. Y en el fútbol de hoy se juega con menos pases largos.

Y de los cambios tácticos ni hablar.

La charla táctica nos la daba el seleccionador Villalonga cuando salíamos de paseo. Donde encontrara un sitio bueno nos hacía parar y dibujaba el campo en la tierra.

O sea que para pizarras las del colegio.

(Risas). Él colocaba piedras y piñas para indicar las posiciones de los jugadores.

¿Y quiénes eran ustedes?

Las piedras, porque él nos decía que la piedra era más fuerte que la piña.

Y además de los paseos “tácticos”, ¿en qué empleaban el tiempo libre?

Nos concentramos en La Berzosa. Estuvimos 15 días allí y disfrutábamos de la tranquilidad del campo.

Cuente, cuente.

Descansábamos, leíamos y salíamos a ver las madrigueras de los conejos y a los demás animales.

¿Podían estar con las familias en la concentración?

No. A los que eran de Madrid venían sus familias a visitarles, pero para los que éramos de fuera se hacía más complicado.

¿Había restricciones con la alimentación?

Cada quien sabía lo que tenía que comer y beber. Yo prefería la pasta, las patas de pollo y el solomillo. Y después de los partidos alguna copita de vino.

...Y algo de música no venía mal para acompañar el vino.

Sólo teníamos la radio. No podíamos llevar un tocadiscos a la concentración. Aunque ya digo que preferíamos descansar.

¿Cree que 44 años después se repetirá el éxito de España en una Eurocopa?

Soy optimista. Me gustaron los dos primeros partidos ante Rusia y Suecia. Sólo se complica cuando el rival se mete atrás, pero creo que pueden llegar lejos y desde acá tenemos que apoyar a Luis y a los jugadores.