Archivo de Público
Viernes, 20 de Junio de 2008

Rescatados de su propia casa

La Policía de Gijón recoge a dos bebés desatendidos y detiene a su madre

RUTH ARIAS ·20/06/2008 - 20:37h

La Policía Local de Gijón rescató la noche del jueves a dos niños abandonados en un piso de Gijón. Los agentes tuvieron que acceder al inmueble por la ventana, con la ayuda de los bomberos, allí se encontraron con una niña de cuatro años y un niño de 11 meses con el pañal lleno de suciedad. El jefe de turno de la Policía Local, José Antonio Serna, ha calificado el estado de la vivienda como “deplorable y penoso”. La casa estaba llena de basura y desperdicios, excrementos de un gato y un perro y enchufes al aire. No había nadie con los menores.


Los agentes acudieron a la llamada de los vecinos del inmueble, que oían a los pequeños llorar constantemente. La madre de los niños, una joven de 23 años, se había trasladado en abril a esta vivienda, pero casi ninguno de los vecinos había visto a los dos niños durante todo ese tiempo. Las persianas de la casa permanecían bajadas todo el día y los niños estaban casi siempre solos. Apenas los sacaba a la calle.

La Policía trasladó a los niños a un centro hospitalario y, posteriormente, a casas de acogida. Una de las vecinas, que los acompañó al hospital, afirma que el más pequeño presentaba llagas en las nalgas y que a la niña le diagnosticaron una micosis. “Estaba histérica y el pequeño no paraba de llorar”, asegura.

La situación, según se relata en el edificio, era frecuente. La madre trabajaba en un bar y se iba todas las noches alrededor de las 12 y no volvía hasta por la mañana. “Lloraban y chillaban, llamaban a su madre hasta quedarse exhaustos”, cuentan los vecinos. El pasado martes convocaron una reunión de propietarios para tratar el tema. Acordaron que tenían que hacer algo. Su acción se saldó con el rescate de los menores y la detención de la madre, que ha pasado a disposición judicial por un supuesto delito de abandono de las labores familiares.