Archivo de Público
Viernes, 20 de Junio de 2008

El Gobierno promete ser «austero» en su gasto interno

Reconoce un aumento de 29 altos cargos entre 2004 y 2008, que el PP eleva a 79

G. L. A. ·20/06/2008 - 19:17h

"La austeridad es la norma y el criterio ya anunciado por el presidente, que se reflejará en los presupuestos para 2009". Con esta escueta afirmación despachó la portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la pregunta sobre si el Ejecutivo asumirá el planteamiento del vicepresidente económico, Pedro Solbes, de contener el gasto en el nombramiento de altos cargos.

De la Vega recordó que "ya ha habido varios acuerdos del Consejo de Ministros" con esa orientación y que los ministerios de Economía y Hacienda y de Administraciones Públicas trabajan conjuntamente en la reorganización interna derivada de la creación de los nuevos departamentos y la reasignación de competencias.

El PP acusó el jueves al Gobierno de "despilfarrar" al haber incrementado en un 21% el número de altos cargos. Según su portavoz en la Comisión de Administraciones Públicas del Congreso, Rafael Merino, han aumentado en 79, pasando de 374 en 2004 a 453 en 2008. Su cálculo es que este incremento supuso al término de la pasada legislatura un gasto de 42,2 millones de euros -7.021 millones de las antiguas pesetas-, equivalentes al presupuesto del nuevo Ministerio de Igualdad.

La ministra Elena Salgado redujo ese incremento a 29 altos cargos, al cifrar el total en 423. En cuanto al gasto derivado, discrepó también del cálculo del portavoz del PP y lo redujo a la mitad, porque "ha duplicado el coste dando a entender que todos los altos cargos tienen indemnización después del cese", cuando "eso sólo afecta a ministros y a secretarios de Estado". El resto, que son la gran mayoría, no tienen ninguna indemnización al cesar.

Inversiones en el AVE

El Consejo de Ministros, en su reunión de ayer aprobó, entre otras medidas, una inversión de 285 millones de euros para el túnel del AVE que conectará las estaciones madrileñas de Atocha y Chamartín. D